Ahorro energético

Cómo ahorrar agua al regar tus plantas y jardín

Por  | 

Si la jardinería es uno de tus hobbies y cuentas con un jardín en casa, es importante que trates de llevar a cabo una jardinería sostenible y, para ello, uno de los aspectos que debes considerar es el ahorro de agua. La eficiencia energética es uno de los pilares de la sostenibilidad, ya que nos permite consumir el mínimo número de recursos energéticos. Por ello, descubre cómo ahorrar agua al regar tus plantas y jardín de la forma más sencilla.

4 consejos efectivos para ahorrar agua al regar tus plantas

El agua es uno de los recursos naturales más importantes y, a la vez, más escasos del planeta. Por ello, es tan importante que todos, a nivel particular y a nivel colectivo, pongamos en práctica medidas de ahorro para combatir la escasez de agua.

Si tienes plantas, un huerto ecológico o un pequeño jardín en casa, puedes conseguir que estos espacios luzcan una vegetación espectacular sin necesidad de derrochar grandes cantidades de agua en cada riego.

Te contamos 4 consejos efectivos para ahorrar agua cada vez que riegues tus plantas:

1. Planifica cada riego

Dado que es probable que tu huerto o jardín cuente con una amplia variedad de plantas y que cada una de ellas, exija una frecuencia de riego diferente. La primera medida que contribuirá al ahorro de agua es crear un calendario en el que apuntes los días de la semana en los que debes regar cada planta.

Si vas a crear un jardín desde cero, ahorrar agua será una tarea sencilla si divides el jardín por zonas antes de sembrar las nuevas plantas. Puedes, por ejemplo, establecer una zona del jardín más seca, otra intermedia y otra más húmeda.



De esta forma, evitarás regar todo el huerto o el jardín cuando, en realidad, no todas las plantas precisen agua en ese momento. Esta medida tan sencilla te ayudará a maximizar el aprovechamiento de agua.

2. Reutiliza agua

Afortunadamente, las plantas no precisan de agua potable para poder vivir, algo que nos permite ahorrar mucha agua. Si tu objetivo es regar plantas de interior, como macetas o pequeñas plantas puedes, por ejemplo, emplear el agua que hayas recogido mientras esperabas que el agua del grifo se pusiera caliente antes de ducharte.

También se puede utilizar el agua en el que enjuagas a tu hijo en la ducha (libre de jabón),  con la que remojas a tu mascota, o simplemente, la que empleas en la cocina para cocer ciertos alimentos, como las verduras.

Asimismo, es una opción muy válida recoger el agua de lluvia en un cubo o, simplemente, utilizar un depósito o cisterna que instales en el jardín para aprovechar al máximo todo el agua de lluvia. Incluso, puedes aprovechar el agua que cae por las bajantes desde el tejado de tu casa para regar también las plantas de tu huerto o jardín.

3. Elige un sistema de riego eficiente

A día de hoy, el sistema de riego más eficiente para el ahorro de agua es el riego por goteo siendo, sin embargo, completamente desaconsejable el uso de la manguera. Aprende cómo realizar un riego por goteo casero para ser lo más eficiente en tu huerto.

Si tienes pocas plantas o macetas en tu jardín, puedes emplear una regadera para regar pequeños grupos de plantas o jardineras. Y si cuentas con un sistema de riego por aspersores, es fundamental ajustarlos frecuentemente para que siempre rieguen las zonas de plantas que nos interesan.

4. Elige la mejor hora

A la hora de ahorrar agua, además de contar con un sistema de riego eficiente, también hay que tener en cuenta la hora en la que riegas tus plantas. En este sentido, y especialmente si vives en una zona en la que suele lucir el sol, la mejor franja horaria para regar sería la noche o a primera hora del día, ya que con esto previenes la evaporación del agua. Y si tus plantas están en zonas de sombra, puedes regarlas a cualquier hora del día.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *