Agricultura ecológica

Una de las ramas del desarrollo sostenible se centra en el crecimiento y generación de recursos naturales sin necesidad de dañar  el medioambiente. Por ello, la agricultura ecológica es una de las bases de este modelo, que se encarga de preservar el entorno y garantizar su existencia para las próximas generaciones.

Durante los últimos años, la agricultura y el cultivo de productos vegetales, se ha servido de gran cantidad de productos químicos para conseguir que las cosechas fueran abundantes, estuvieran sanas, y poder aumentar su tiempo de conservación. Sin embargo, muchos de estos productos como las pesticidas o los plaguicidas poseen un fuerte impacto ambiental con consecuencias muy negativas para el planeta, como por ejemplo, el agujero de la capa de ozono.

Por ello, la preocupación por el consumo y el cultivo de productos biológicos en los últimos años ha aumentado de forma exponencial y se ha convertido en un sector de gran importancia en la economía.

Cultivo de productos ecológicos: orgánicos y sostenibles

La agricultura ecológica consiste en el cultivo de productos vegetales a través de técnicas y productos orgánicos que no dañan el medioambiente. En este tipo de cultivos no se utilizan productos sintéticos ni químicos que tengan consecuencias negativas para la naturaleza. Para el desarrollo de estos productos tan solo se utilizan recursos naturales que permitan la producción de productos aptos para el consumo humano.



Pero debemos tener en cuenta que la agricultura ecológica no solo centra en su preocupación por el medioambiente. Además, la agricultura también debe poseer una fuerte preocupación por la condiciones de las personas que desarrollan estas actividades, y trabajar por un desarrollo que permita el abastecimiento de alimentos a toda la población mundial. Por ello, no solo basta con cultiva productos sin productos químicos, sino que la agricultura ecológica debe estar ligada a una apuesta por sistemas de producción sostenibles y unos alimentos al alcance de todos.

Gestión de huertos ecológicos

Los huertos ecológicos y la apuesta por el cultivo de productos orgánicos se ha multiplicado en los últimos años. Ya no solo en el ámbito de las grandes explotaciones, sino también en el mundo doméstico, donde ya son muchas las personas que se lanzan a crear huertos sus casas para poder cultivar sus propios productos.

Sin embargo, para poder llegar a obtener un huerto ecológico y gestionarlo correctamente es necesario seguir una serie de directrices que garanticen la sostenibilidad de la agricultura:

Adiós a los productos químicos

Uno de los pilares fundamentales de la agricultura ecológica es la no utilización de productos químicos que puedan dañar el medioambiente. En ocasiones se puede llegar a pensar que, por este motivo, la agricultura ecológica dispone de pocas opciones para el desarrollo de sus cultivos.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que existe una gran variedad de productos naturales y orgánicos que nos permiten un correcto crecimiento de los productos y una fuerte luchas contra los insectos y plagas que amenazan nuestras cosechas:

Apuesta por el riego eficiente

Otro de los puntos claves en la agricultura sostenible es el riego de los cultivos. Es evidente que el riego es fundamental para que nuestros cultivos de desarrollen correctamente. Pero debemos también tener en cuenta que no podemos dejar de pensar que el agua es un recurso muy valioso y escaso para muchas personas.

Por ello, en la agricultura ecológica se realiza una fuerte apuesta por un riego eficiente que permita darle a nuestros cultivos el agua que necesitan pero sin derrochar lo más mínimo. Aquí puedes saber más sobre cómo regar tu huerto de forma eficiente:

Ojalá que con esta guía sobre agricultura ecológica puedas llegar a ser capaz de aprender sobre este modelo de cultivo con el obtener productos 100% naturales y sin dañar nuestro planeta. ¡Anímate a crear tu huerto ecológico!