Agricultura

Tipos de abonos orgánicos en la agricultura ecológica

Por  | 

Actualmente, se ha planteado la necesidad de disminuir el uso de productos químicos artificiales como una de las principales medidas para preservar el medio ambiente. La agricultura ecológica ofrece una alternativa seria al modelo actual que tiene un impacto negativo en la naturaleza. Descubre cuáles son los tipos de abonos orgánicos que más se utilizan en la agricultura ecológica.

Clases de abonos orgánicos

En la agricultura ecológica se da una especial importancia al uso de abonos orgánicos que carecen de productos químicos perjudiciales para el medio ambiente. Este tipo de abonos contribuyen a mejorar las características físicas, químicas y biológicas de los suelos, por ello, juegan un papel fundamental en la agricultura sostenible.

A través de los abonos orgánicos se consigue aumentar la capacidad que posee el suelo de absorber los diferentes elementos nutritivos. Por ello, y debido a que existe una mayor concienciación con el cuidado del medioambiente, actualmente está aumentando el uso de fertilizantes orgánicos.

Estas son las 5 clases de abonos orgánicos que más se están utilizando a día de hoy en la agricultura ecológica:

1. Abonos que proceden de los excrementos de animales

Los purines y estiércoles son a día de hoy uno de los tipos de abono orgánico que más se emplea en la agricultura ecológica. En realidad, este tipo de abono es materia orgánica procedente de algunas especies animales y que, previamente, es descompuesta por lombrices.

2. Compost

El compost es el abono orgánico que surge de la descomposición de la materia vegetal o de los desechos orgánicos como la hierba, la tierra o la cal. También procede de los desechos domésticos como los restos de comida o plantas secas, a partir de la acción de las bacterias, hongos y gusanos.

3. Cenizas

Siempre y cuando procedan de la madera, de los huesos de las frutas o de cualquier otro elementos completamente orgánico, las cenizas también se pueden emplear como fertilizante orgánico.

4. Resaca

En ocasiones, y cuando el río no está contaminado, se puede emplear el sedimento del mismo como abono orgánico.

5. Extractos de algas

Los extractos que proceden de las algas suelen ser los mejores bioactivadores de las plantas, pues actúan favoreciendo la recuperación de los cultivos, y contribuyen al proceso de floración, fecundación y rendimiento de sus frutos.

¿Cómo fabricar abonos orgánicos caseros?

Si tienes un pequeño huerto urbano en casa puedes crear tú mismo un abono orgánico casero natural para el cuidado de tus plantas. Existen varias fórmulas para conseguir estos abonos:

1. Con recortes de hierba

Si tus plantas no dan todos los frutos que te gustaría o sus hojas no lucen tan verdes como antes, puedes elaborar tú mismo un abono orgánico casero de forma muy sencilla. Si tienes césped o hierba en casa, tan sólo tienes que utilizar los recortes  o las malas hierbas y, cuando éstas se descompongan, aplicarla directamente sobre la bases de tus plantas.



Para elaborar este abono tienes que llenar un recipiente con recortes de césped, hierba o malas hierbas, añadirle agua, y dejarlo reposar durante unos días. Antes de echar el líquido resultante a tus plantas, deberás diluirlo en agua.

2. Con granos de café

Si consumes café en casa, no tires los posos que se acumulan en la cafetera, ya que con ellos puedes elaborar un abono orgánico casero. El café es una excelente fuente de nitrógeno para la tierra y contiene muchos antioxidantes.

Puedes optar por compostar los granos de café antes de verterlos al suelo o, también, puedes espolvorear directamente el polvo de café sobre la tierra.

3. Con cáscaras de huevo

Las cáscaras de huevo son un elemento cargado de nutrientes para la fertilización de la tierra. Para elaborar este abono orgánico casero, tan sólo tienes que machacar varias cáscaras de huevo y rociar el polvo resultante sobre la base de tus plantas.

 

Estos son los principales abonos orgánicos que se utilizan actualmente en la agricultura ecológica y que tú también puedes utilizar si tienes un huerto urbano en tu terraza o jardín, así lo mantendrás cuidado con los fertilizantes más respetuosos con el medioambiente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.