Agricultura

7 motivos por los que convertir tu terraza o jardín en huerto urbano

Por  | 

La idea de tener un huerto propio suele asociarse a zonas rurales en el campo o en los pueblos, pero no tanto a las ciudades. Sin embargo, en las últimas décadas han tomado mucha fuerza los denominados huertos urbanos, que intentan fomentar un estilo de vida más sano y saludable a través de la agricultura ecológica. Estos son los motivos por los que convertir tu terraza o jardín en huerto urbano.

Los beneficios de tener un huerto urbano

Cultivar en casa es una práctica que está al alcance de todos y sobre, todo, en los últimos años se ha despertado en todo el mundo un mayor interés por todo lo relacionado con la ecología y el cuidado del medioambiente. Por ello, por ejemplo, han tomado mucha importancia los productos procedentes de la agricultura sostenible.



Si te gusta la idea de conseguir un mundo más sostenible y quieres ser una persona más comprometida con el cuidado del medioambiente, descubre cuáles son los motivos por los que convertir tu terraza o jardín en huerto  urbano:

1. Por el placer de cultivar

Descubrir que tú mismo eres capaz de cosechar productos frescos y naturales es una sensación muy satisfactoria. Por ello, el hecho de tener tu propio huerto en casa te hará sentir más gratitud con respecto a la naturaleza, así como valorar mucho más lo que es tener alimento en casa todos los días.

2. Porque comes más sano

Se ha demostrado que el hábito de plantar y cultivar alimentos en un huerto casero anima a la gente a comer más sano. Y es que, de esta forma, escogemos en nuestra alimentación las opciones más naturales que, a su vez, suelen ser también las más nutritivas.

3. Por conectar con la naturaleza

El hecho de tener tu propio huerto urbano te ayudará en un doble sentido. Por un lado, a estar más conectado con la naturaleza y, por el otro, te animará a respetar mucho más el medio ambiente, así como a adquirir hábitos de consumo más sostenibles.

4. Porque ahorras

Tener un huerto en casa, además de ser una satisfacción en sí misma, te ayudará a ahorrar dinero en tu compra semanal ya que podrás consumir los alimentos que produces. Pero además, si antes tenías un jardín repleto de césped, también notarás el ahorro en el gasto de agua, ya que al transformar el jardín en un huerto urbano, las necesidades hídricas se reducen considerablemente.

5. Porque vivirás un reencuentro con los ciclos naturales

Una vez que empieces a sembrar tus primeras plantas en el huerto urbano establecerás un estrecho contacto con las plantas y también con sus ciclos naturales. De esta forma, serás más consciente de cuáles son los ciclos que componen el año, y volverás a sentir las diferencias entre cada estación. Por ejemplo, que el otoño es una estación de abundancia, o que la primavera es una estación de floración.

6. Porque es fácil

Aunque inicialmente pienses que no serás capaz de cultivar tu propio huerto urbano, pronto te darás cuenta de que ésta es una tarea relativamente fácil.

7. Porque es más sostenible con el planeta

El cultivo a gran escala tiene consecuencias muy negativas para el medioambiente, una de ellas, es la pérdida de productividad de la tierra, sobre todo en el caso de los monocultivos.

Al plantar tu propio huerto urbano estás contribuyendo al desarrollo sostenible a través de la descentralización de la producción, a conservar el suelo y también a reducir la huella de carbono que deja la agricultura a gran escala. Y también fomentas la creación de tiendas de producción independiente, y contribuyes a la disminución de la cantidad de envases de plástico que se utilizan para conservar los alimentos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *