Agricultura

Consejos para fumigar el jardín de tu casa de forma natural

Por  | 

Uno de los temas más controvertidos en la agricultura y jardinería es el uso de plaguicidas y otros productos de fumigación químicos para prevenir las plagas en las plantas. Por ello, si te interesa la agricultura ecológica, te damos unos cuantos consejos para fumigar el jardín de tu casa de forma natural y sin dañar el medioambiente.

¿Cómo prevenir las plagas del jardín de forma ecológica?

Utilizar pesticidas y plaguicidas de origen químico para el cuidado de huertos y jardines se ha convertido en las últimas décadas en una acción algo controvertida. Y es que, muchos estudios científicos han puesto de manifiesto que este tipo de productos para fumigar son nocivos para el medio ambiente y también para la salud del ser humano.

Por ello, no siempre es necesario recurrir a este tipo de plaguicidas químicos, ya que existen múltiples remedios naturales que pueden ayudarnos a prevenir las plagas en un jardín o huerto ecológico, como pueden ser, por ejemplo, el extracto de ajo, una solución de jabón biodegradable, o también, el uso de cáscaras de huevo directamente sobre la tierra para prevenir las plagas de caracoles y babosas.

Sea cual sea el método que elijas para prevenir las plagas en tu jardín, te vendrá bien conocer una serie de consejos para fumigar el jardín o huerto de tu casa de una forma natural y generando el menor impacto posible en el medio ambiente:

1. Como medida de prevención

Lo primero que debes saber sobre la fumigación es que esta práctica debe ser, ante todo, una medida de prevención frente a las plagas. Por ello, es necesario fumigar con antelación y no recurrir a la fumigación como solución a una plaga.



Además de ayudarte contra las plagas, la fumigación como medida de prevención contribuye al cuidado de las plantas, ya que no necesitarás utilizar productos químicos tóxicos para frenar una plaga ya en desarrollo.

2. Recurre a las plantas aromáticas

Además del ajo o de la solución de jabón biodegradable, que son plaguicidas naturales muy eficaces, puedes recurrir también a la plantación de hierbas aromáticas en tu huerto o jardín casero.

Este tipo de plantas, especialmente la lavanda y la albahaca, tienen un potente efecto como repelente de mosquitos. Eso sí, si utilizas estas plantas para espantar a las plagas, es conveniente que las plantes para prevenir, ya que si la plaga ha atacado previamente a la planta, este remedio será poco efectivo.

3. Detecta cada tipo de plaga

Si plantas una determinada planta en tu jardín es conveniente que antes de hacerlo detectes cuáles son las posibles plagas que pueden atacarla, de esta forma, en caso de que el vegetal se infeste, podrás tratarla con mayor precisión.

Si te ves en la obligación de recurrir a un plaguicida químico porque la plaga ya se ha adueñado de la planta, es conveniente que utilices este producto con el menor espectro posible. De esta forma, te asegurarás de que el insecticida está actuando únicamente en la zona de la planta que está infestada por la plaga, y no dañarás así a las plantas colindantes ni a otros insectos que puedan vivir en tu jardín.

4. Averigua la frecuencia de fumigado y su margen de acción

En caso de que tengas que recurrir a un producto químico para fumigar alguna planta de tu jardín, es conveniente que antes de aplicarlo averigües con qué frecuencia debes aplicarlo y cuál es la dosis correcta para cada planta.

5. Emplea la menor cantidad de producto posible

Tanto si recurres a un remedio natural como si empleas un plaguicida o insecticida de origen químico, es preferible que emplees siempre la menor cantidad de producto que te sea posible. De esta forma estarás protegiendo la seguridad del medioambiente y conseguirás el efecto protector perfecto para cada tipo de planta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *