Reciclaje

Para poder garantizar la disponibilidad de recursos en este planeta y evitar su agotamientamiento, es necesario pasar a un modelo de economía circular en el que los productos utilizados, se reutilicen o reciclen para obtener unos nuevos. El reciclaje es clave para la protección del medioambiente ya que, actualmente, se están consumiendo más recursos de los que puede ofrecer el planeta. Por ello, darle nuevos usos a los productos usados es imprescindibles si queremos seguir disfrutando de ellos.

¿En qué consiste el reciclaje?

El reciclaje es el proceso de transformación de los residuos y desechos que generamos en otros materiales o materias primas para poder poder volver a utilizarlos y crear nuevos productos. Esta acción es fundamental para la conservación del medioambiente y evitar el agotamiento de los recursos de nuestro planeta. Gracias a estos procesos se pueden reutilizar los mismos recursos en diferentes ocasiones para la obtención de productos.

El reciclaje es una de los pilares fundamentales del desarrollo sostenible y la economía circular, ya que permite reducir el consumo frenético de recursos en el que nos encontramos actualmente. Es la tercera pata de la regla de las 3 R, (Reducir, Reutilizar y Reciclar) que busca un mayor aprovechamiento de los recursos, en detrimento de la economía lineal, basada en el "Comprar - Usar- Tirar", cuyo sistema está provocando graves consecuencias a la naturaleza.

Todos los productos se pueden reciclar y debemos saber que posee una gran variedad de beneficios. Puedes saber más acerca de las razones para reciclar y las diferentes posibilidades que existen para hacerlo.

¿Cómo reciclar correctamente?

Como ya hemos comentado, reciclar es fundamental para garantizar el futuro de nuestro planeta y los recursos que nos ofrece. Sin embargo, es necesario hacerlo correctamente para que sea eficaz. Por suerte, existen sistemas y procesos estandarizados que nos permiten reciclar fácilmente. Pero debemos aumentar la conciencia ecológica para que todos contribuyamos al reciclaje de todo tipo residuos.



Para que se pueda reciclar, es necesario que las personas depositemos cada residuo en el contenedor correspondiente. Para ello, cada uno posee un color diferente que hace referencia a los productos que se deben tirar. Aunque, a priori, todos sabemos qué residuos hay que tirar a cada contenedor, cometemos algunos errores por desconocimiento que dificultan las labores de reciclaje. Por no hablar de que los productos de que no se tiran el contenedor correspondiente no se reciclan.

Después de eso, son las plantas de reciclados las que, a través de diferentes métodos de transformación, se encargan de obtener materias primas para nuevos productos o materiales. Estos procesos dependerán de los productos utilizados.

A pesar de que es necesario reciclar, también podemos reutilizar los diferentes residuos en nuestro vida cotidiana de forma que no es necesario adquirir nuevos. Además, también es recomendable reducir el consumo y evitar el malgasto de productos innecesarios. Por que antes de reciclar, es conveniente reducir y reutilizar. Consulta toda la información sobre cómo reciclar de forma correcta: