Deforestación

Las zonas verdes de nuestro planeta son fundamentales para garantizar la vida de nuestro planeta. Sin ellas, no podríamos respirar ni reparar los daños que produce la contaminación que proviene de la mano del hombre. Por ello, la deforestación es uno de los mayores problemas que posee el medioambiente, y debemos ser conscientes de la importancia que posee para poner freno a este fenómeno imparable.

¿Qué es la deforestación?

La deforestación es el proceso de extinción de las plantas forestales de un territorio que provoca la reducción de las zonas verdes en el mundo. Este proceso puede estar motivado por causas naturales o por la actividad del hombre. Pero son las causas provocadas por el hombre, las que están poniendo en peligro la conservación del medioambiente.

Gracias a las plantas a las plantas y vegetales podemos respirar aire limpio y controlar el famoso efecto invernadero provocado por los gases que conviven en la atmósfera. Por ello, la deforestación producida en los últimos años debido a algunas causas como la actividad maderera o la agricultura, está provocando que las zonas forestales no puedan cumplir su verdadera función de controlar el clima y conservación de las especies.



Debemos ser conscientes de la importancia que tiene el problema de la deforestación en la Tierra. La eliminación de grandes terrenos verdes en las diferentes partes del mundo tiene consecuencias catastróficas. Algunas, como el cambio climático, empiezan a vislumbrar lo que puede ocurrir si continuamos con la tala indiscriminada de árboles para la construcción, ganadería o agricultura entre otros.

Si queremos poner fin a este problema, es necesario actuar rápidamente y aplicar medidas que eviten la desaparición de bosques y parajes naturales. Solo así podremos salvar la vida de nuestro planeta y de las futuras generaciones que vivan en ella.

Puedes ampliar toda la información para saber todos los motivos y efectos de la deforestación y cómo actuar para evitarla: