Jardinería

Claves para conseguir un jardín sostenible en casa

Por  | 

Si te apasiona la jardinería es probable que hayas pensado en crear tu propio jardín o huerto urbano en casa. Sin embargo, a la hora de llevar a cabo este proyecto no debes olvidar que todos tenemos un compromiso con el cuidado del medioambiente. Descubre unas sencillas claves para conseguir un jardín sostenible en casa.

¿Cómo conseguir un jardín más sostenible en casa?

Un jardín sostenible es aquel que respeta los ciclos naturales y la biodiversidad propia de cada zona. Pero también, un jardín sostenible es aquel en el que se evita el uso de pesticidas así como el cultivo de especies invasivas, y en el que se hace un uso responsable y eficiente de los recursos naturales.

Una vez expuesto todo esto, te puede resultar una tarea difícil conseguir un jardín sostenible en casa, sin embargo, esto es mucho más sencillo de lo que crees. Te contamos las claves para conseguir un jardín sostenible, a continuación:

1. Escoge un riego eficiente

Los jardines que se autodenominan sostenibles son aquellos en los que los recursos naturales se utilizan de forma equilibrada. Por ello, el sistema de riego de un jardín sostenible debe ser lo más eficiente posible y debe favorecer el ahorro de agua.

Una forma práctica y que te permitirá ahorrar mucha agua es recoger el agua que cae de la lluvia en cubos o macetas y utilizar ese agua acumulada para el próximo riego. O también puedes instalar un sistema de riego por goteo casero en el jardín ya que este sistema es el más eficiente y evita la erosión del suelo.

2. Cultiva especies locales

Las especies vegetales no autóctonas de la zona en la que tienes el jardín suelen resultar muy invasivas para el medioambiente. Y es que, este tipo de plantas no están adaptadas al clima de la región y suelen requerir más cuidados que las especies locales.

Sin embargo, las plantas autóctonas se adaptan mucho mejor al suelo al sembrarlas y resisten mejor el clima de su región, por lo que requieren de menos cuidados y reducen también los costes de mantenimiento.

3. Evita el uso de pesticidas o fertilizantes de origen químico

Los productos químicos tienen un impacto muy negativo sobre el medioambiente. Por ello, debes evitar el uso de pesticidas o de fertilizantes artificiales en tu jardín sostenible, y debes decantarte por fertilizantes o plaguicidas naturales como es el caso, por ejemplo, de las cáscaras de huevo, los posos del café, la sal o el vinagre, que son cuatro remedios naturales muy efectivos contra algunos tipos de plagas.



Ver más: Cómo combatir las plagas de forma ecológica

Asimismo, a la hora de fertilizar el suelo de una formas natural y sostenible, la mejor forma de hacerlo es con un fertilizante natural como puede ser el compost casero. Por si no lo sabías, alrededor de la mitad de la basura que generas en casa es material válido para hacer compost casero, y tus plantas sacarán del compostaje una gran cantidad de nutrientes muy valiosos para su crecimiento.

4. Mejora tú mismo la calidad del suelo

Cuando en un jardín la calidad del suelo es la correcta, no será necesario recurrir al uso de abonos ni fertilizantes y, además, las plantas absorberán el agua y los nutrientes de forma óptima.

Para conseguir un suelo de mayor calidad es conveniente que el sustrato esté compuesto por una mezcla de turba, vermiculita y resaca. Y es que esta mezcla específica dará a tus plantas el nivel de acidez adecuado para poder crecer y también para absorber los nutrientes necesarios.

Además, si quieres evitar la evaporación del agua en cada riego y proteger el sustrato del sol, puedes añadirle una capa de materia orgánica y ponérsela por encima.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *