Agricultura

Descubre cómo crear un riego por goteo casero para tu huerto

Por  | 

El riego por goteo es un sistema práctico, sostenible y sencillo para que las plantas dispongan siempre del agua que necesitan para crecer. Además, este sistema de riego tiene otra gran ventaja, y es que te permite ahorrar mucho dinero en la factura de agua. Si quieres mejorar tus conocimientos sobre agricultura ecológicadescubre cómo crear un riego por goteo casero para tu huerto.

4 tipos de riego casero para tu huerto doméstico

Si quieres que las plantas y árboles de tu huerto crezcan y se desarrollen de forma saludable, y  sin desperdiciar mucha agua, la mejor opción es construir tu propio riego por goteo en casa. A día de hoy, existen desde sistemas muy sofisticados de riego por goteo, hasta otros mucho más sencillos, pero todos suelen funcionar perfectamente con las plantas.

Te contamos cuatro formas diferentes de construir tú mismo un riego casero para tu huerto:

1. Con una botella sin tapón

Una de las formas más sencillas de crear tu propio riego por goteo es con una botella o garrafa de plástico. Para ello, debes quitarle el tapón y enterrarla en la tierra, cerca de la planta. Antes de enterrarla, es recomendable hacerle algunos agujeros y llenarla de agua.

2. Con una botella con tapón

Otra variante del riego por goteo casero es el que se construye con una botella o garrafa con tapón incluido. Escoge una botella grande, ya que cuanto más grande sea este recipiente, más tiempo de autonomía tendrá tu riego por goteo y más tiempo durará el suministro de agua a la planta.

Una vez que tengas la botella, debes hacerle un agujero en uno de los laterales, y después, debes colocar en la tierra esta botella con el tapón puesto y cerca de la planta que deseas regar.

Y para controlar la velocidad de salida del agua, necesitarás colocar un tapón agujereado con un pequeño orificio e introducirle un tubito de goma en su interior. De esta forma, el agua goteará a la planta más lentamente.



Pero si lo que deseas es controlar la cantidad de agua que sale a la planta, o darle una mayor velocidad de riego, sólo tienes que colocar en la botella un tapón de rosca, que te servirá para controlar el goteo del agua. En este caso, cuanto más abras la rosca de la botella, más cantidad de agua recibirá la planta.

3. Con una botella con tubo

Si tu objetivo es ahorrarte mucha agua y conseguir que tus plantas reciben sólo el agua que verdaderamente necesitan, no dudes en crear un riego por goteo con una botella con tubo de PVC.

Tan sólo tienes que coger una botella o garrafa de plástico con tapón y hacerle un agujero a este tapón de la botella. Una vez lo tengas listo, debes introducir un tubo de PVC, llenar la botella de agua, y enterrarla en la tierra cerca de la planta. De esta forma, el agua irá saliendo a medida que la planta así lo vaya necesitando.

4. Con dos botellas

Con este tipo de riego por goteo casero puedes ahorrarte hasta 10 veces más cantidad de agua que con un sistema de riego por goteo tradicional.

En este caso, tan sólo tienes que coger una botella de agua, y otra botella o garrafa que tenga un tamaño más grande (a ser posible, una garrafa de cinco litros o más). A esta última garrafa tienes que cortarle la base inferior y a la botella pequeña, debes cortarle la parte superior e introducirle agua dentro.

Con este sistema, la botella pequeña será la encargada de ir regando la planta, mientras que la garrafa grande se encargará, básicamente, de que el agua del riego no se evapore.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.