Sostenibilidad

Las 3 características del turismo sostenible

Por  | 

A todos nos gusta viajar. Descubrir lugares nuevos, remotos y, sobre todo, bonitos, de esos que te dejan sin aliento. Sin embargo, el paso de turistas de manera constante —y masiva— puede acabar con la belleza del lugar. Es por ello, por lo que comenzó a fraguarse la idea del turismo sostenible. ¿Quieres saber cómo practicar esta forma de turismo?

Según el informe de la economía verde de 2011 de la ONU, el ecoturismo aumentó en un 20 %. No obstante, aclara que peligra dadas las complicaciones para su práctica.

1. Características del ecoturismo que afectan al medioambiente

En primer lugar, para que sea sostenible la actividad debe ser compatible con la conservación del medioambiente. Consecuentemente, el punto de partida es este. Hay que evitar dañar el medioambiente de cualquier forma, incentivando así el consumo responsable de paso.

Pero no se limita solo a no provocar daños. Practicar una forma de turismo sostenible también implica aumentar el gasto en la región. Este gasto implicará una mayor inversión en la zona para conservar y mejorar la calidad de vida de fauna y flora. Aparte de no causar daños, la afluencia de turistas aumentará.

Es razonable pensar que, en estas circunstancias, parte del gasto se utilizará para actividades ambientales. Así, pueden crearse cortafuegos en los bosques. También controlar la fauna salvaje o contratar personal que se asegure de que no quede basura en zonas remotas.

2. Características culturales del turismo sostenible

Respetar la región donde se practica turismo es esencial. Los bosques, monumentos, yacimientos, etc. de una región son, aparte de su principal atractivo, una seña de identidad. Disfrutarlos desde el respeto ayudará a que interactúes con los locales, obteniendo una experiencia más enriquecedora.

También podemos contribuir a la conservación de las tradiciones locales. Los lazos culturales irán aumentando si todos practicamos un turismo sostenible a todos los niveles.

Estas interacciones conllevan también mejoras sociales, asociadas tanto a los nuevos ingresos de la zona como al mayor conocimiento de la población. Conocer la diferente forma de entender la vida puede dar pie a un cambio de mentalidad a mejor.

3. Características económicas

Generar empleo en zonas remotas es complicado. Sin embargo, el turismo sostenible ayuda a reactivar la economía tanto directa como indirectamente. De hecho, la aportación de capital a la región creará nuevas demandas.



Los nuevos empleados necesitarán cubrir sus necesidades, atrayendo actividad económica a la zona. Por ejemplo, creando empleos de conductor en poblaciones cercanas. También serán necesarias tiendas de alimentación, actividades de entretenimiento para turistas y trabajadores, etc.

A corto plazo, el turismo en regiones con un pobre desarrollo económico puede acabar con la pobreza. Con el tiempo, a largo plazo, puede ayudar a que esas personas quieran descubrir los lugares desde los que reciben visitas.

El ecoturismo: una visión de conjunto

Todo lo que caracteriza al turismo llamado sostenible forma parte de un mismo paquete. No puede darse un turismo sostenible no ensuciando si después degradamos a la población local. Si ni una pequeña parte de nuestra inversión en un viaje llega a los locales, estos no podrán mantener su estilo de vida. Tanto para ellos mismos como para futuras generaciones, esto supondría una enorme pérdida cultural.

Es por ello, por lo que el turismo sostenible requiere concienciación. Aunque ninguno de los cambios sea realmente difícil de llevar a cabo. El problema es que es fácil olvidar una o dos características básicas del turismo sostenible. Pero, como hemos dicho, cada una forma parte de él.

La próxima vez que decidas hacer un viaje, procura seguir estas pautas. Habla con la gente de la región. Pregunta. Empápate de la forma de vida. Si quieres un recuerdo, cómpraselo a un productor local. Así, cuando las futuras generaciones viajen a ese lugar, les recibirá el buen recuerdo que has dejado. Les recibirán los futuros habitantes locales, que podrán seguir viviendo allí. Y eso es lo que realmente hace que ese turismo sí sea sostenible.

Fuentes consultadas:

ONU. (2011). Informe de la economía verde.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.