Ecología

¿Es posible vivir sin plástico? Descubre cómo hacerlo

Por  | 

Todos hemos visto la cantidad de plástico aumentar en los supermercados. Envoltorios inútiles, artículos de un uso, bolsas… El plástico parece querer inundar nuestras vidas, y parece inevitable depender de productos que están acompañados de este material. No obstante, numerosos estudios avalan la idea de que es posible vivir sin plástico.

Adiós a los plásticos de un solo uso

Pareciera que cada vez son más populares estos productos. Sin embargo, también son más contaminantes que cualquier otro. Por suerte, su comercialización estará prohibida a partir de 2020.

De momento, está en tu mano evitar productos de un solo uso, sobre todo cuando todos tienen alternativas de muchos usos. Desde los tenedores de plástico hasta las pajitas para beber.

Este consejo puede aplicarse a muchos productos con alternativas mejores, como:

  • el agua embotellada, que siempre ha tenido el vidrio, o incluso algunos metales
  • el café encapsulado, porque siempre ha estado disponible en su forma tradicional. Aunque las cápsulas suelen ser metálicas, merecen una mención a pesar de todo
  • la cubertería de plástico.

Envoltorios de plástico por todas partes

Aparte de innecesarios en muchos casos, son completamente sustituibles. Por si no sabes cómo evitarlos: eres tú quien debe sustituirlos en tu vida. Para ello, puedes utilizar infinidad de alternativas:

  • lleva tus propias bolsas de tela para comprar frutas, verduras y frutos secos;
  • utiliza tapers cuando compres carne;
  • cuando vayas a por el pan, baja una bolsa de tela;
  • prepara tus propias salsas en casa, o compra aquellas que vienen en tarros de cristal.

Existen alternativas para la mayor parte del plástico que consumes. Solo tienes que descubrirlas.

Ver más: Descubre cómo hacer la compra sin plástico

Productos zero waste

Aunque la mayoría de las personas no son conscientes, existen alternativas ecológicas para casi todo. Hasta el cepillo de dientes tiene una alternativa de madera y fibras naturales. Estos productos zero waste garantizan estar libres de plásticos, desde el propio objeto a su embalaje.

Incluso aquello que no puedas concebir quizás tenga su sustituto ecológico. Muchos productos de higiene, que normalmente imaginamos en un bote de plástico, tienen ya sustitutos zero waste. Esto incluye los champús, desodorantes, y hasta productos para quitarse el maquillaje.



Sigue leyendo: 5 consejos para llevar una vida zero waste

¿Qué hago cuando sea inevitable utilizar plástico?

Es obvio que muchas veces no podrás esquivar a este omnipresente material. Hay personas que los utilizan para llevar a cabo los llamados plastic attack en supermercados. Aunque si estás solo el efecto será nulo.

Aun así, puedes imitarlos y devolver los plásticos innecesarios al supermercado. Esta acción, coordinada, ya ha llevado a grandes superficies a reunirse con activistas medioambientales para buscar alternativas al envasado en plástico.

Si no te ves con ganas de retirar los embalajes en la misma salida del supermercado, asegúrate de reciclarlo adecuadamente. Así, no se unirá al alto porcentaje de plásticos que se acumulan en los vertederos españoles.

La problemática del plástico

Este material se degrada muy lentamente. Si aquellos que cruzaron el Atlántico por primera vez hubieran llevado agua embotellada en plástico, sus botellas seguirían flotando.

También está el problema de la acumulación actual. El consumo de plástico se ha multiplicado en las últimas décadas. A día de hoy todo contiene plástico, y está envuelto en más plástico. El principal problema es que hasta el 50 % del plástico de los envases de nuestro país acaba en vertederos.

Te puede interesar: 7 consejos para reducir el consumo de plásticos en tu casa

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Bibliografía [+]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.