Reciclaje y reutilización

¿Es posible reciclar las cápsulas de café?

Por  | 

El café, segundo producto de consumo a nivel mundial. En los últimos años, el uso de cápsulas ha superado a las formas tradicionales de preparar un café. Incluso sumando bares y restaurantes, en España se utilizan más las cápsulas que cualquier otro tipo de cafetera. El principal problema es que son mucho más caras. Sin embargo, es posibles reciclar las cápsulas de café.  Te decimos cómo.

¿De qué están hechas las cápsulas?

Sería imposible indicar la composición exacta de todas. Cada marca utiliza unas cápsulas distintas y sigue distintos métodos para reciclarlas. Lo importante aquí es dejar muy claro que no deben tirarse a la basura ni mezclarse con los envases.

Hay que tener en cuenta que, por su composición y por los restos de café en su interior, no encajan en los contenedores convencionales.

Entonces… ¿cómo se reciclan?

Los fabricantes tienen su propio protocolo de reciclaje. Obviamente, en este proceso está en tu mano que la cápsula vuelva a manos de sus fabricantes. Por suerte, muchas marcas están concienciadas con este problema. Esto las ha llevado a crear un sistema de recogida, que suele compaginarse con la compra de nuevas cápsulas. Así, con la compra o entrega de las nuevas, también dan la opción de devolver las ya utilizadas.

Aun así, no todas las cápsulas son reciclables, lo que perjudica al medioambiente. Tal es el daño que el creador de las cápsulas más famosas de Estados Unidos, John Sylvan, ha manifestado estar arrepentido. Aunque los distribuidores que las utilizan las etiquetan como reciclables, su creador lo niega.

Sin embargo, no todo son malas noticias. En los últimos años se han desarrollado cápsulas biodegradables. Si bien no son las más utilizadas, el ahorro en el proceso de reciclaje puede ser determinante para que se impongan en el mercado.



Al utilizar algún tipo de cápsula en casa, infórmate sobre el envase. Si puede reciclarse como envase, puedes limpiar los restos de café y depositar la cápsula vacía en el contenedor amarillo.

Te puede interesar: Contenedores de reciclaje: ¿qué va en cada contenedor?

Otros usos para las cápsulas

Por suerte, incluso las no reciclables tienen un pequeño espacio en el mundo. Gracias a la imaginación humana, algunas cápsulas se convierten en obras de arte, accesorios de moda o adornos en otras prendas.

Por desgracia, el consumo de café supera con creces esta salida, así que sigue sin ser la solución. Aunque dar una segunda vida (más duradera que la primera) puede paliar, en parte, el problema. Además, su utilización artística suele ir de la mano de la denuncia social acerca de la contaminación.

Y ¿qué pasa con el café?

No hay que olvidar que el café también es un residuo. No entraremos en detalles aquí, pero hay muchas ideas en la red sobre cómo sacar partido al café usado: desde cremas hidratantes naturales y fáciles de preparar en casa hasta usar los restos de café como abono para tu jardín. Porque estos granos ya molidos y utilizados en el desayuno tienen aún muchas salidas caseras.

Así que ya lo sabes, hay muchas maneras de dar salida a estas cápsulas. Incluso las más difíciles de reciclar pueden volver a ser cápsulas nuevas si se entregan al mismo fabricante. Y la pereza no es una excusa. La mayoría de las empresas incluyen la recogida de las cápsulas utilizadas cuando a la entrega de nuevas cápsulas en tu domicilio. Si, en cambio, las compras en una tienda, tendrán un punto limpio para depositar las utilizadas.

¿Y si tu proveedor no dispone de ningún protocolo de reciclaje de estos residuos? Ante eso, siempre puedes cambiar de proveedor a uno concienciado con el medioambiente. Solo así se verán en la necesidad de adaptarse y acercar su modelo empresarial a uno más sostenible.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Bibliografía [+]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.