Sostenibilidad

Aprende como hacer tu propio antimosquitos natural y casero

Por  | 

Se acerca el verano y, con ello, la época que muchos temen. Después de una primavera de alergias y muchos bichos, nos encontramos con el calor. Consecuentemente, este calor hace que nazcan muchos bichos, entre ellos los mosquitos. Sin embargo, hay muchas variedades de mosquitos lo cuales son un foco de infecciones dado a sus picaduras (Placeres, 2016). Entre sus víctimas, contamos con animales e personas. Por ello, si quieres protegerte de ellos y ser solidario con el medioambiente, aprende como hacer tu propio antimosquitos natural y casero.

¿Qué es un antimosquitos natural? ¿Cuál es su función?

Qué mejor solución que un antimosquitos para librarnos de estos ladrones de sangre. Como su nombre indica, los antimosquitos tienen la función de repeler a los mosquitos. Incluso, algunos aliviar el dolor y las molestías cuando ya hay picaduras. Entre ellos podemos incluir los insecticidas. No obstante, los insecticidas contienen sustancias nocivas para la salud y contaminan el medioambiente.

Habrá otras soluciones, ¿no? Por supuesto que sí. De esta forma, si no queremos contaminar, podemos utilizar antimosquitos hechos con sustancias naturales. Así podremos protegernos de estos insectos tan molestos siendo buenos con el medioambiente. Los antimosquitos que se hacen con sustancias naturales se llaman antimosquitos naturales. Entre ellos podemos encontrar aceites esenciales o incluso plantas.

Plantas antimosquitos y aceites esenciales

Además de la famosa citronela con su característico olor cítrico, existen muchas variedades de plantas con propiedades repelentes. Por ejemplo, hay plantas aromáticas como la albahaca y el geranio que se pueden colocar en una maceta en los puntos clave de la casa. Estos puntos clave suelen ser cerca de las ventanas que tengas abiertas. De esta manera, no deberían entrar mosquitos a través de ellas.



Sin embargo, ¿qué ocurre si hay demasiados mosquitos? Puede ocurrir cuando tu hogar se encuentra cerca de lugares húmedos, como lagos, o, también, cuando hace mucho calor (Placeres, 2016). Los mosquitos se propagan por todas partes y se requiere algo más potente. Para ello, se puede recurrir a los aceites esenciales. Estos aceites los puedes encontrar en cualquier herbolario. Solo necesitas un quemador de aceites para poder expandir su aroma por todas las habitaciones que se te ocurran.

En algunos casos, estas opciones pueden resultar ligeramente caras por el quemador de aceites o generan muchos residuos. Si quieres ahorrar más y ser más amigable con la naturaleza, te enseñamos estos antimosquitos caseros.

¿Cómo elaborar antimosquitos casero?

Estos antimosquitos caseros que te mostraremos te ayudarán a ahorrar dinero a la vez que te proteges de los mosquitos.

  • Limón y clavo: de la misma manera que la citronela, los cítricos fuertes como el limón repelen a los mosquitos. Llena la base de un bol con zumo de limón. Después, añade unos pocos clavos de olor y tendrás un repelente que te servirá para toda una noche.
  •  Vinagre: este líquido de olor agrio, sobre todo el vinagre blanco, es otro repelente perfecto para los mosquitos. Con solo mezclar medio vaso de agua con un cuarto de vinagre blanco, ya tienes un aceite esencial. Lo pones al lado de la ventana y listo.

En resumen, si quieres deshacerte de estos huéspedes, un antimosquitos es la solución y, si es natural, mejor para el medioambiente. Además, recuerda que existen más tipos de plantas y productos que te servirán para deshacerte de los mosquitos. Incluso hay formas de idear trampas para mosquitos que se pueden hacer con una botella, agua, azúcar y levadura. Te sugerimos que elijas la que más se acomode a ti.  Cuanto más natural es, más reduces la contaminación por insecticidas químicos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Bibliografía [+]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.