Ecología

Descubre cómo hacer la compra sin plástico

Por  | 

De todos los plásticos que se desechan a nivel mundial, un 40 % corresponde a los embalajes. Principalmente, se debe a que, además de utilizarse mucho, su periodo de utilidad es extremadamente corto. Porque, desde que sale de la fábrica hasta que llega a nuestra basura, no tiene más función que contener el producto. Es más, a la mayoría de esos embalajes no se los puede dar otra función. ¿Quieres aprender cómo evitar producir tantos residuos al hacer la compra?

¡Allá vamos!

Las bolsas de la compra

Evita comprar bolsas de plástico, teniendo la alternativa de las reutilizables. Por suerte ya se han popularizado, pero a todos se nos olvidan de cuando en cuando. Es importante evitarlas a toda costa, sobre todo teniendo una alternativa tan a mano en todos los supermercados.

Frutas y verduras innecesariamente envasadas

La fruta y la verdura está cada vez más protegida por capas de plástico. Este es totalmente innecesario. Igualmente, los frutos secos suelen ofrecerse en paquetes de plástico, que además te obligan a comprar una cantidad concreta que es posible que ni necesites.

Incluso, en muchos sitios donde se vende al peso, la única posibilidad para ir a la balanza es una fina bolsa de plástico. Y para eso existen alternativas, como pueden ser bolsas de tela fina o redes (si el producto es lo bastante grande). Su peso no va a cambiar el precio, y podrás utilizarlas muchas veces.

Estas alternativas pueden estar hechas de algodón (procura que sea orgánico) o plásticos biodegradables o reciclables. Así pues, no se convertirán en un residuo en el medioambiente.

La carne en bandeja

¿Te imaginas ir a la carnicería con tus propios envases? Sin embargo, seguro que la idea no parecerá tan alocada la segunda y tercera vez que vayas. Si tienes tápers de plástico en casa, aprovéchalos. Pero, una vez que sean inservibles, procura utilizar los de cristal. Pesan más, así que no olvides pensar en ello si tienes que ir lejos.

Aun así, cuando vayas a comprar, el pesaje se realizará descontando el peso del recipiente. También pueden pesarlo sobre un papel, para después meterlo en tu recipiente.

El pan consumido casi a diario

Este hábito de acompañar todo con pan convierte a este alimento en un creador de residuos por excelencia. Una bolsa de pan al día por hogar son muchas bolsas. Es por eso que te animamos a llevar tu propia bolsa de tela. Además, la tela preserva el pan crujiente.



Ver más: 5 alternativas al plástico en tu día a día

Otros productos imposibles de encontrar sin plástico

Las pizzas, la leche o los cereales son imposibles de encontrar en un supermercado sin su correspondiente envoltorio.

Para la leche, si es posible, puedes buscar un proveedor local de leche. Sin embargo, esto suele ser imposible en las grandes ciudades. Esto es un gran problema, ya que precisamente ahí es donde se producen la mayor parte de los residuos. Pero, por el momento, no tenemos más alternativas.

Para los cereales puedes ir a comprarlos a tiendas que vendan a granel. Allí podrás elegir cómo llevártelos a casa. Para esto recomendamos un bote hermético que los mantenga en buenas condiciones.

Salsas y condimentos

Si puedes hacer alguna en tu propia casa, esto hará que sea más natural y sin residuos. Sin embargo, no siempre es posible, ya sea por tiempo o por falta de conocimientos culinarios —aunque esto último tiene solución—.

Si, por la razón que sea, no dispones del tiempo o la habilidad de prepararlo tú mismo, al menos procura elegir aquellos que se venden en botes de cristal. De esta manera estarás obteniendo un frasco que podrás utilizar una vez agotado el producto. Además, aparte de estar optando por un material 100 % reciclable.

Te puede interesar: ¿Es posible vivir sin plástico? Descubre cómo hacerlo

Para acabar, solo decir que alternativas hay pero está en tí dar el paso. ¿Te animas?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Bibliografía [+]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.