Sostenibilidad

¿Qué es y cuáles son los objetivos del Protocolo de Kioto?

Por  | 

No es nada nuevo que el nivel de contaminación aumenta por días a pesar del bombardeo de información medioambiental. Esto afecta seriamente la integridad física de la Tierra y repercute directamente tanto en el entorno como en nuestra salud. Existen numerosos protocolos y campañas de protección del medioambiente pero, ¿sabes qué es el protocolo Kioto?

Con la necesidad reducir los gases de efecto invernadero, la CMNUCC (la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) lanzó el Protocolo de Kioto en diciembre del 1997 en Japón. La CMNUCC es un foro que nace en 1994. Dicho foro, se encarga de cualquier problema relacionado con el cambio climático a nivel internacional.

Finalmente, el protocolo Kioto entró en vigor el 16 de febrero de 2005. Y, actualmente, ha sido aprobado en un total de 164 países (61% de las emisiones).

Los objetivos del Protocolo de Kioto

El objetivo del Protocolo Kioto es que los ecosistemas se adapten al cambio climático de forma natural. Parten de la base de que el cambio climático es imparable a estas alturas. Por ello, se centran en medidas de adaptación más que en cómo frenar el cambio del clima.



Para llevar a cabo la idea anterior, propusieron la estabilización de los gases de efecto invernadero en la atmósfera. Para ello, se planteó la disminución del 5 % en comparación con las cantidades que se emitieron en 1990. Esta meta debía alcanzarse antes de 2012. ¿La razón? Estos gases son los culpables del calentamiento global; y dichos gases son:

  • Dióxido de carbono (CO2)
  • Metano (CH4)
  • Óxido nitroso (N2O)
  • Hidrofluorocarbono (HFC)
  • Perfluorocarbonos (PFC)
  • Hexafluoruro de azufre (SF6)

Para conseguir el objetivo del Protocolo de  Kioto, se sugirió a disminución de las emisiones producidas por:

  • La electricidad
  • El refino de hidrocarburos
  • Las coquerías
  • La calcinación
  • Sinterización de minerales metálicos
  • La producción de arrabio o acero
  • La fabricación de cemento y cal
  • La fabricación de vidrio y productos cerámicos, papel y cartón

Hablemos del futuro del Protocolo de Kioto

Se ha criticado la falta de colaboración de algunos de los países más industrializados del planeta. Algunos ejemplos son: Estados Unidos, China o Australia; los cuales son causantes del 50 % de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. El caso más llamativo fue el de EE. UU.  En un principio, firmó el Protocolo pero, posteriormente, se decantó por no ratificarlo. El motivo es que lo consideraban un posible obstáculo en el crecimiento de la economía del país.

Finalmente, el gobierno norteamericano se comprometió a colaborar en la plataforma de Durban, otro foro de la CMNUCC. Por otro lado, China rechazó el Protocolo de Kioto debido a que gran parte de su economía depende del sector industrial. Sin embargo, Australia renunció al Protocolo Kioto hasta que los países en vías de desarrollo no se sumen al mismo.

Medioambiente vs desarrollo económico

En resumen, el Protocolo de Kioto representa una oportunidad perfecta para aliviar las consecuencias del calentamiento global. La propuesta de la CMNUCC presenta objetivos inalcanzables si no contamos con el apoyo de los países más importantes. La realidad es que todo país tiene más interés en su economía que en salvar el planeta. Por lo tanto, se debe encontrar la forma de poder establecer medidas medioambientales que no supongan un impedimento económico. Por esta razón, cada vez son más los países que se vuelcan en la plataforma de Durban. Esta plataforma ofrece una serie de estrategias más eficaces e inclusivas.

No está en tu mano convencer a los gobiernos de todo el mundo que tomen medidas contra el cambio climático. Por ello, ¡empieza desde tu hogar! Recuerda que cada grano de arena forma una montaña.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.