Contaminación

Soluciones para controlar el cambio climático

Por  | 

El cambio climático es un proceso natural que provoca el cambio del clima a nivel global y a lo largo del tiempo. Sin embargo, el ser humano puede hacer mucho por evitar la aceleración de este proceso. Descubre cuáles son las principales soluciones para controlar el cambio climático.

4 medidas para evitar el cambio climático

Según reconocen los expertos, las causas que provocan el cambio climático en el planeta son de origen mixto. Por un lado, se trata de un proceso natural en el que influyen algunos fenómenos de la naturaleza, como la erupción de los volcanes, la actividad de las placas tectónicas, o también los cambios en la circulación de los océanos. Pero la mano del hombre también está detrás de este proceso que provoca el cambio de clima a nivel global.

Son muchas las consecuencias del cambio climático en todo el planeta. Por ello, además de las medidas gubernamentales que cada país pone en marcha para frenar el cambio climático nosotros, a nivel particular, también podemos poner en marcha algunas medidas sostenibles contra el cambio climático:

1. Reducir las emisiones

Las emisiones de CO2 que emitimos a la atmósfera que cubre la Tierra son una de las causas principales del proceso de aceleración del cambio climático. Por ello, hemos de poner en práctica hábitos de vida más sostenibles encaminados a reducir estas emisiones como, por ejemplo, utilizar menos el vehículo privado, y optar por medios de locomoción más sostenibles, como las bicicletas.

El uso del coche de combustible supone que, cada vez que se pisa el acelerador para aumentar la velocidad, aumentan considerablemente las emisiones de CO2. De hecho, según reconocen los expertos, por cada litro de combustible que consume un coche, se emiten en torno a 2,5 kilos de CO2 a la atmósfera.

2. Cuidar la dieta

La dieta baja en carbono es aquella dieta que propone consumir alimentos de una forma más inteligente. En este sentido, en la dieta baja en carbono se reduce el consumo de carne, ya que la ganadería es una de las actividades que mayor contaminación ocasionan a la atmósfera.

También hay que procurar consumir productos de temporada y de proximidad, evitando de esta forma todos aquellos productos que vienen de muy lejos y cuyo transporte supone emitir gases contaminantes a la atmósfera.



Asimismo, es importante añadir más productos bio o ecológicos a la cesta de la compra, ya que los procesos de producción de estos alimentos son más limpios y se reducen en ellos el uso de pesticidas y de otros productos químicos contaminantes.

Finalmente, es conveniente evitar los productos envasados en plásticos así como todos aquellos alimentos que han pasado por elaborados procesos de producción en la industria (alimentos procesados).

3. Ahorrar energía

Para poner en marcha el ahorro energético y la eficiencia energética en el hogar es importante contar con electrodomésticos de bajo consumo (+++), así como evitar dejar los electrodomésticos de casa en modo stand by, pues es preferible apagarlos para reducir el consumo. En el caso de la calefacción, la mejor medida de ahorro energético es programar el termostato.

4. Practicar las '3R'

Otra de las medidas más eficaces que podemos adoptar contra el cambio climático es poner en marcha las denominadas '3R' de la sostenibilidad: Reduce, reutiliza y recicla.

Al reducir el consumo, consumimos menos energía y lo hacemos de una manera más eficiente, rebajando la emisión de gases a la atmósfera. Al reutilizar objetos de segunda mano y comprar menos objetos nuevos, estamos contribuyendo a reducir el consumo.

Y finalmente, al reciclar envases de plástico, cartón, residuos electrónicos y vidrio, ahorramos emisiones de CO2 a la atmósfera. De hecho, según apuntan los expertos, podemos ahorrar hasta 730 kilos de CO2 cada año, tan sólo con reciclar la mitad de la basura que generamos en casa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *