Reciclaje y reutilización

3 ideas que puedes utilizar para reciclar el aceite

Por  | 

El aceite es uno de los productos más populares en las cocinas españolas. Ya sea el de oliva o el de girasol, ambos se utilizan casi a diario en todos los hogares del país. Eso supone, claro, que se desechen muchos litros y una parte acabe en el fregadero. Un terrible error que puede causar desde atascos en las cañerías a la contaminación de las aguas subterráneas.

Un solo litro de aceite puede contaminar 1 000 litros de agua. ¿Quieres ver algunas propuestas para darle una segunda vida al aceite usado?

1. Hacer jabón

Aquellos que veraneamos en zonas rurales quizás recordemos a nuestros abuelos haciendo jabón casero. Y es que sirve para todas las necesidades básicas de un hogar: lavarse las manos, lavar la ropa, la vajilla, etc. Además, los ingredientes son fáciles de conseguir:

  • 1 litro de aceite usado de freír (filtrado);
  • 1 litro de agua; y
  • 160 g de sosa cáustica de 90 %.

También se le pueden añadir aceites esenciales para darle el aroma que más nos guste.

Recordad que la sosa es un producto corrosivo, por lo que hay que utilizar protección (sobre todo, guantes) para no sufrir quemaduras. También es necesario un recipiente adecuado y algo con lo que remover la mezcla. Procura realizar este paso en un lugar abierto para que no se acumulen los vapores, que pueden ser tóxicos si se acumulan.

Finalmente, podremos verter dicha mezcla en un recipiente con la forma deseada para nuestras pastillas de jabón. Lo unico es que hay que esperar 30 días para utilizar estas pastillas de jabón, para que las trazas de sosa desaparezcan por completo.



También te puede interesar: Aprende cómo hacer gel antibacterial casero

2. Hacer tus propias velas

Como segunda opción, os dejamos la idea de hacer vuestras propias velas. Pueden ser aromáticas y, con ayuda de un colorante (a ser posible natural), puedes teñirlas a juego con tu hogar. Lo único que tendrás que comprar es ácido esteárico (un ácido graso que se produce del reciclaje de, por ejemplo, el aceite de palma).

Con este producto mezclado al 50 % con el aceite para reciclar (filtrado) se producirá nuestra cera para velas. Para conseguirlo tendremos que mezclar el aceite y el ácido esteárico en una olla y calentarlo hasta que se funda. Aprovecha este momento para mojar las futuras mechas de las velas en la mezcla para que se enceren. A continuación, podremos añadir el colorante y el aceite esencial, si así lo deseamos.

Recuerda preparar recipientes para verter la cera. Pueden servir vasos viejos o los tarros de cristal de algunos yogures. Cuando hayas vertido la cera, coloca las mechas centradas. Deja que bajen hasta el fondo del recipiente. Espera unos segundos a que solidifique la capa superior que sujetará la mecha, hasta que toda la cera sea sólida.

3. Producir crema exfoliante o hidratante

Como veremos a continuación, el aceite reciclado también puede ayudarnos a cuidar nuestra piel:

  • En el caso de la crema exfoliante, solo se necesitará mezclarlo a partes iguales con café molido. Incluso el café puede reciclarse tras preparar el desayuno. Solo hay que mezclarlo con aceite a partes iguales, hasta que hagan una pasta y aplicarla donde sea necesario. Lo mejor es que también tiene efecto hidratante.
  • Para la crema hidratante necesitaremos cera de abeja. Esta es un producto hipoalergénico, por lo que estas cremas no producen reacciones adversas. El proceso para producirla consiste en calentar primero la cera (a fuego lento) e ir añadiendo aceite. La proporción es de unos 6 g de cera a 50 de aceite. Sin embargo, dependiendo de la consistencia que busques, puedes modificar esa proporción al gusto.

Ver más: Aprender a elaborar crema hidratante natural y ecológica

Recuerda que existen otras formas de reciclar o reutilizar el aceite. A pesar de esto, si no vas a reutilizarlo, siempre puedes llevarlo a un punto limpio (y suele ser gratuito).

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.