Sostenibilidad

Aprende cómo hacer gel antibacterial casero

Por  | 

No es un secreto que  han aumentado las enfermedades causadas por  bacterias. Sobre todo en lugares concurrido como los gimnasios, colegios, hospitales e incluso el Metro. Por ello, muchos establecimientos públicos tienen a su disposición pequeños dosificadores de gel antibacteriano. Este ayuda a la desinfección de una de las partes del cuerpo en constante contacto con objetos vehículo de virus y bacterias. En este artículo,  aprende cómo hacer un gel antibacterial casero.

¿Cómo se puede preparar este antiséptico?

Para preparar este líquido que evita el contagio de enfermedades transmisibles, virus y bacterias se recomienda que contenga alcohol. En consecuencia, el efecto antiséptico será entonces más potente.

En caso contrario, se utilizarán aceites esenciales con propiedades antibacterianas como el aceite del árbol del té o de lavanda. Además de conferir aroma, a diferencia de aquellos que se venden en farmacias, también resulta eficaz.

Ingredientes para hacer gel antibacterial casero

Para fabricar tu propio gel antibacterial casero, solo es necesario reunir los siguiente elementos:

  1. 70 ml de alcohol etílico con etanol al 72º
  2. 20 ml de agua de hamamelis
  3. ¼ cucharadita de glicerina pura. La glicerina como humectante se usa para darle suavidad al gel
  4. 10 cucharadas de gel de aloe vera. Este ingrediente dotará al gel de propiedades hidratantes y regenerativas. De esta forma, resulta más agradable a la piel tras su aplicación a diferencia de los geles vendidos en farmacia
  5. 10 gotas de aceite esencial a elegir entre: aceite del árbol del té, lavanda, eucalipto o romero. Estos aceites, además de acentuar la desinfección, conferirán al gel un olor agradable

Preparación

Para la preparación del gel antibacterial necesitará:

  • instrumentos de medición de las cantidades indicadas (cucharas y tazas medidoras)
  • un recipiente abierto donde mezclar fácilmente todos los ingredientes
  • un pequeño recipiente de vidrio en el que verter el gel una vez al finalizar la preparación

Elaboración

1. Prepare o compre el agua de hamamelis. Para obtener este líquido es necesario disponer de hojas secas de esta planta. Se recomienda cocerlas o dejarlas varios días reposar en agua para extraer las propiedades. Al cabo de unos días se deja enfriar el líquido o se colará directamente.
2. Luego, en el recipiente abierto vierta el agua de hamamelis, el acohol etílico y la glicerina pura.
3. Mezcle estos ingredientes hasta que resulte un líquido homogéneo.
4. Después, añada aloe vera que también puede preparar en casa o comprar en cualquier droguería.
5. Por último, añada las gotas de aceite esencial que desee. Vierta el contenido del recipiente abierto en el pequeño recipiente de vidrio que utilizará diariamente para limpiar sus manos.

Ver más: Cómo hacer desodorante natural

Recomendación de uso

Puede servirse de este gel tras el lavado con agua y jabón que realice a diario. El alcohol de glicerina reduce elimina bacterias y gérmenes hasta 3 veces más a diferencia del lavado de agua y jabón de manos convencional.



Lave sus manos antes de aplicar el gel si es posible. A continuación, aplique la cantidad equivalente a una yema de dedo corazón en una de las manos. Seguidamente, frótese las manos minuciosamente. Haga hincapié en las yemas de los dedos y las palmas durante 20 segundos. Una vez lo ha aplicado, deje secar las manos sin agitarlas ni secarlas con ningún otro objeto.

Para concluir, se aconseja conservar el producto en un lugar fresco y seco. Si es posible a una temperatura idónea y en un recipiente cerrado. De tal manera, evitará la evaporación del principal ingrediente germicida: el alcohol.

Debido a su alto contenido en alcohol, librará sus manos de las bacterias y virus que se adhieren con el simple contacto. En este sentido, el aloe vera permitirá que sus manos queden suaves e hidratadas. Además, el aceite esencial dará un suave perfume a sus manos. Se trata de un gel que puede transportarse a cualquier lugar. Visto que su aplicación es tan sencilla, facilitará enormemente la conservación de la higiene diaria.

Reúne los ingredientes y elabora tu propio gel antiséptico casero y di adiós a los gérmenes.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *