Habitat

Por  | 

Podemos definir el concepto de hábitat como el lugar que reúne las condiciones necesarias para que una especie, ya sea animal o vegetal, pueda cumplir con todas las funciones que se esperan de ella en la naturaleza. Es decir, el sitio donde una especie puede nacer, crecer, reproducirse y morir. Por ello, podemos entender el hábitat como el conjunto de factores geográficos y físicos que permiten el desarrollo de un individuo, especie o grupos de especies.



Es importante tener en cuenta que cada especie necesita su propio hábitat con diferentes características, ya que, por ejemplo, mientras los peces necesitan el agua para vivir, otros animales necesitan la selva, y algunos microorganismos como las bacterias tan solo precisan de pequeños lugares con sus condiciones necesarias.

En el caso del ser humano, somos una especie mucho más compleja que necesita diferentes elementos para encontrar el lugar idóneo para vivir. Sin embargo, no todas las personas del mundo viven en el mismo hábitat. Además, otros factores como las culturas o la innovación que hay en el mundo, van modificando de forma progresiva algunos hábitats.

Tipos de hábitat

Como ya hemos comentado, cada tipo de especie necesita de su propio hábitat para conseguir desarrollar las funciones que espera la naturaleza de ella. Por ello, vamos a mostrar la clasificación de hábitats que existen para que conozcas cuáles son los diferentes tipos que puedes encontrar en nuestro planeta:

  • Hábitats terrestres: en los hábitat terrestres encontramos animales que se encuentran adaptados para respirar el oxígeno del aire. Los podemos encontrar en diferentes hábitats como:
    • Selva: zonas con gran vegetación y variedad de fauna.
    • Pradera: zonas de clima templado en el que conviven muchas especies.
    • Bosque: extensas zonas de vegetación formada por árboles que, a su vez, conforman el hábitat de otras especies.
    • Desierto: zonas secas donde no llueve casi nada y se encuentran deshabitadas. La flora y fauna se adapta a las condiciones de cada desierte.
    • Montaña: son zonas que se encuentran en zonas de altitud. Poseen vegetación parecida a los bosques y las especies difieren en función de la altura a la que se encuentren.
  • Hábitats acuáticos: encontramos todas las especies que pueden vivir bajo el agua.
    • Océanos y mares: son de agua salada y posee la mayor variedad de especies que existe en el planeta.
    • Ríos: son de agua dulce y se encuentran en las corrientes de agua que van desde las montañas hasta el mar.
    • Lagos: extensas zonas de agua dulce estancada que proviene de ríos y afloramiento de aguas.
  • Microhábitats: son pequeños hábitats que reúnen las condiciones especiales para el desarrollo de ciertos microorganismos.
  • Hábitats urbanos: son los hábitats creados por las personas para que viva la población:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *