Energía sostenible

Cómo crear tu propio calentador solar casero para la piscina

Por  | 



¿No sería maravilloso disfrutar de tu piscina a una temperatura idónea? Muchas veces queremos darnos un chapuzón pero el agua está demasiado fría. Por suerte, este problema tiene fácil solución si apuestas por las energías renovables, pues solo tienes que saber cómo crear tu propio calentador solar casero para la piscina. Lee con atención la información que te ofrecemos porque hará que tus problemas con la piscina desaparezcan.

¿Qué vas a necesitar?

Construir un calentador solar para la piscina parece una tarea ardua y engorrosa, pero todo lo contrario, es muy fácil. Para ello, vas a necesitar una serie de materiales que podrás encontrar en cualquier tienda de bricolaje. Apunta:

  • Derivación tipo T
  • Dos codos de 90º
  • Llave de paso del tamaño del tubo
  • 60 metros de tubo de polietileno de 20 mm aproximadamente
  • Madera de contrachapado de 120 x 120 cm
  • Tornillos, fijaciones y pintura negra

Solo son 6 sencillos pasos…

Para saber cómo crear tu propio calentador solar casero para la piscina de forma ecológica y respetuosa con el medioambiente solo tienes que seguir unos sencillos pasos:

  1. Debes sacar la derivación. De esta manera una parte del agua irá al circuito secundario. Es en ese circuito secundario donde instalarás el calentador.
  2. El tablón de madera de contrachapado de 120 x 120 cm, el cual debes pintar de negro, actuará como base del calentador.
  3. Realiza un agujero del tamaño del tubo en el centro del tablón. Repite este proceso en una de las esquinas del tablón. Así, obtendremos la salida y la entrada de agua del calentador.
  4. A continuación, introduce la tubería por el agujero de la esquina. Enrosca la tubería a lo largo de todo el tablón hasta llegar al centro del mismo. Ten en cuenta que cuantas más vueltas puedas darle a la tubería más agua podrás calentar. Una vez que no puedas continuar dándole vueltas, saca la tubería por el agujero del centro. Para ello, ayúdate de un codo de 90º.
  5. Conecta la parte inferior del calentador con un una llave de paso. A continuación utiliza la cantidad de tubería necesaria para llegar hasta la piscina.
  6. Si eres de los que les gusta el agua bien calentita, puedes cubrir el calentador con una bolsa o un vidrio. De esta manera el agua se calentará aún más.
  7. Para aprovechar mejor la energía del sol, coloca el calentador a 45º del suelo. Este paso puede variar dependiendo de la zona en la que vivas.

¡Listo! Ya puedes darte un baño en tu piscina sin morir de frío.

Alternativas para los que no son tan manitas

Aunque el proceso explicado anteriormente es bastante sencillo, hay gente a la que las manualidades no se le dan muy bien. A estas alturas, estas personas se seguirán preguntando cómo crear su propio calentador solar casero para la piscina. Por eso, si las manualidades no son lo tuyo, te traemos dos técnicas más para calentar el agua de tu piscina sin necesidad de energía eléctrica y de una forma aún más sencilla:

  • La primera, es utilizar unos anillos solares que dejarás flotando en el agua de la piscina. Solo necesitas cubrir el hueco de un hulahoop con plástico o tela negra.
  • Pero aún hay otra forma más sencilla, si cabe, de calentar el agua de la piscina. Para esta última opción solo necesitarás cubrir la superficie de tu piscina con un plástico resistente. Observarás que al retirarlo el agua estará mucho más caliente que antes.

Ahora no tienes excusas para decir que no sabes cómo crear tu propio calentador solar casero para la piscina. Lleva a cabo alguna de estas tres invenciones y disfruta de un chapuzón a una temperatura ideal.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *