Energía sostenible

Cómo construir tu propio horno solar casero

Por  | 

Todos sabemos lo maravilloso que es cocinar en el horno. Es fácil de usar y muy rápido, pero, ¿qué pensarías si, además, funcionase con energías renovables y fuese gratis? Has leído bien, puedes ahorrar la electricidad necesaria para usar el horno aprendiendo cómo construir tu propio horno solar casero.

Además, gracias a este horno casero darás un empujón no solo a tu ahorro familiar y energético sino también al cuidado del medioambiente. ¡Anímate a probarlo!

Pasos para hacer un horno solar casero

Queremos ponértelo muy fácil y que no tengas ninguna excusa para construir un horno que funcione con energía solar, por lo que puedes encontrar en casa la mayoría de los materiales necesarios que te indicaremos enseguida.



Que los materiales sean caseros también significa que, además de ahorrar energía, estamos reciclando productos que ya no nos sirven o que no usamos. Estos son los materiales que vas a necesitar:

  • papel de aluminio
  • papel film transparente
  • cinta adhesiva
  • cartulina de color negro
  • una regla
  • unas tijeras
  • un rotulador
  • una caja de zapatos

Ha sido fácil, ¿verdad? Ahora ha llegado el momento de ponerte manos a la obra. Ten en cuenta que te puedes ajustar a los materiales que ya tengas en casa o ampliarlos, simplemente te ofrecemos una guía. A continuación, aprenderás cómo construir tu propio horno solar casero.

Horno solar casero paso a paso

El proceso es bastante sencillo, solo tienes que seguir las instrucciones paso a paso. Tómatelo con paciencia y disfruta del proceso de crear:

  1. Recorta el interior de la tapa de la caja de zapatos dejando un margen de 2 cm aproximadamente. No recortes el interior del todo, déjalo unido a la tapa por uno de los lados. Piensa que este recorte tiene que quedar como una ventana que pueda abrirse y cerrarse. Esta ventana será la encargada de reflejar el sol en el interior del horno,
  2. A continuación, cubre todas las caras internas de la caja con papel de aluminio. Asegura el papel de aluminio con cinta adhesiva para que no se mueva ni se caiga. No olvides cubrir también el fondo de la caja,
  3. Acto seguido, cubre el agujero que recortaste al principio con papel film transparente. Vuelve a usar la cinta adhesiva para asegurarlo;
  4.  Por último coloca la cartulina negra en el fondo del horno para que el calor se absorba más rápido y la temperatura aumente.

¡Listo! Ya has aprendido a cómo construir tu propio horno casero. Si eres una persona más perfeccionista siempre puedes pintar el exterior de la caja. De hecho, puedes añadir detalles con rotulador o pegatinas para que parezca un horno de verdad. Ten en cuenta que si utilizas colores oscuros tu horno casero será más potente.

¿Cómo es posible que el horno caliente sin electricidad?

Ten claro que la potencia de este horno es mucho más baja que la de cualquier horno que funcione con energía eléctrica conectado a la luz. El funcionamiento del horno es muy sencillo. Al colocar el alimento dentro de la caja, debemos cerrar la tapa y asegurarnos de que no haya fugas. Al cerrar la tapa abrimos la pequeña ventana y colocamos la caja en dirección al sol. Pasado un tiempo podremos observar como el calor se condensa dentro de la caja y su contenido se calienta. Obviamente, necesitarás esperar un poco más tiempo, pero el ahorro energético valdrá la pena.

Nuestro planeta necesita mimos. Ten en cuenta que gestos como utilizar un horno solar casero pueden parecer insignificantes. Sin embargo, si todos nos concienciamos y decidimos realizar estas actividades, en casa, con nuestros hijos, etc., estaremos contribuyendo al cuidado del planeta. Ya has aprendido cómo construir tu propio horno solar casero. No dudes en construirlo y comprobar que también puedes vivir sin tanta electricidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *