Agricultura

¿Qué es la permacultura?

Por  | 

¿Has escuchado alguna vez hablar de la permacultura pero no tienes del todo claro qué es este concepto? Te contamos qué es la permacultura agrícola y cuáles son los principios sobre los que se rige este sistema de agricultura ecológica y sostenible.

¿En qué consiste la permacultura agrícola?

Hace ahora algo más de 40 años, en Australia, dos ecologistas llamados Bill Mollison y David Holmgren decidieron sentar una serie de bases con el objetivo de conseguir un sistema agrícola estable que acabara para siempre con el efecto de los productos agroquímicos sobre el medioambiente.

Y con este objetivo, estos dos ecologistas diseñaron la permacultura o agricultura permanente que es, básicamente, el diseño consciente de paisajes que imitan los patrones y las relaciones de la naturaleza, a la vez que se produce alimento y energía para satisfacer las necesidades humanas.

El diseño permacultural está en constante evolución, aunque este concepto combina las técnicas tradicionales con las nuevas alternativas del uso de los recursos naturales. Sin embargo, éste  siempre trata de ser coherente y respetuoso con el medioambiente y los ecosistemas.



En este sentido, el diseño permacultural se refiere al conjunto de conocimientos, filosofías y técnicas que buscan la construcción de una cultura permanente enfocada, sobre todo, al desarrollo sostenible del planeta.

La permacultura trata de restaurar el daño que con el paso del tiempo han sufrido los sistemas naturales de nuestro planeta pero, al mismo tiempo, busca también una gestión sostenible de los recursos naturales para el beneficio mutuo de la especie humana y de la propia naturaleza.

Los principios de la permacultura

Para poder entender a fondo la permacultura, es necesario conocer cuáles son los 10 principios básicos de este diseño:

1. Observar e interactuar

Según esta filosofía, al tomar el tiempo para interactuar con la naturaleza, el hombre es capaz de diseñar soluciones aptas y sostenibles para afrontar su situación particular.

2. Capturar y preservar energía

A través de la creación de nuevos sistemas de recolección de recursos que se utilizarían en tiempos de abundancia, estos recursos se pueden aprovechar cuando lleguen tiempos de escasez.

3. Obtener un rendimiento

Es conveniente asegurarse de que el trabajo que se está realizando está dando recompensas útiles.

4. Auto-regulación y retro-alimentación

Este principio hace referencia a que el hombre necesita desalentar todas las actividades que no son apropiadas para conseguir que los sistemas funcionen bien.

5. Utilizar los servicios renovables

Es conveniente aprovechar la abundancia que proporciona la naturaleza para disminuir así el comportamiento consumista y tener una menor dependencia de los recursos no renovables. El uso excesivo de este tipo de recursos tiene un impacto negativo sobre el medioambiente.

6. Disminuir la producción de residuos

No hay por qué desechar nada de lo que tenemos, si se sabe valorar y darle uso a todos los recursos que tenemos a nuestro alcance.

7. Observar patrones en la naturaleza y en la sociedad

Se pueden observar patrones que proceden de la naturaleza y del propio ser humano y éstos, a su vez, pueden formar la base de nuevos diseños.

8. Mejor integrar que segregar

Al poner las cosas adecuadas en los lugares adecuados se consigue desarrollar relaciones entre esas cosas, de tal forma que ambas se complementan y se dan apoyo.

9. Emplear soluciones lentas y pequeñas

Los sistemas pequeños y lentos son más fáciles de mantener que los más grandes. De esta forma, además, se aprovechan mejor los recursos locales y los resultados son siempre más sostenibles.

10. Usar y valorar la diversidad

Hay que ser consciente de que la diversidad es capaz de reducir la vulnerabilidad frente a las amenazas. Y además, la diversidad siempre toma ventaja de la naturaleza única del ambiente en el que reside.

 

Entre los diferentes tipos de agricultura ecológica que podemos encontrar, la permacultura es uno de los movimientos más amplios que existen, ya que va más allá de un modelo de cultivo y presenta una nueva forma de entender la forma en que diseñamos nuestro mundo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *