Energía sostenible

¿Qué es el biogás?

Por  | 

El biogás es una de las energías renovables más utilizadas. Se trata de un gas combustible obtenido a partir de un biodigestor y el uso de recursos naturales basados en materia orgánica. Esta materia, que puede ser de origen vegetal o animal, se va degradando gracias al efecto anaeróbico (falta de oxígeno) y a la acción de los microorganismos. Es una energía limpia que nos ofrece un montón de posibilidades, y que cuenta con innumerables ventajas frente a los combustibles fósiles como el gas natural o el petróleo.

Hablamos de un gas bioenergético, mezcla de dióxido de carbono y metano que se utiliza como combustible. SU valor calorífico es de 23 MJ/kg, y cuenta con un potencial de calentamiento que es 25 veces superior al del CO2. Tiene los mismos usos que el gas natural, ya que nos permite generar electricidad, calentar o cocinar, convirtiéndose en un interesante sustituto de los combustibles fósiles. Es más, en los últimos años se ha consolidado como alternativa estos combustibles tradicionales aunque todavía está lejos de superarlos.

¿Cómo se obtiene el biogás?

El biogás se produce en las plantas de biogás, fruto de un proceso que tiene cuatro fases. En la primera, la fase de hidrólisis, es un proceso en el que los compuestos orgánicos atraviesan las paredes celulares. Así, los microorganismos producen las enzimas capaces de transformar la materia orgánica en compuestos orgánicos solubles. A continuación, llega la fase de acidogénesis, donde las moléculas obtenidas en la hidrólisis se convierten en hidrógeno, ácido acético, fórmico, láctico, valérico o propiónico y se elimina el oxígeno restante.



Pasamos a la fase de acetogéneis, donde los compuestos que las bacterias metanogénicas no podían aprovechar en la fase previa se transforman en hidrógeno y acetato y el proceso acaba con la fase de metanogénesis, completando la descomposición anaeróbica y dando paso al gas metano, resultado final del proceso. La duración del proceso depende de la temperatura. Cuanto más calor, más rápida será la producción del biogás: si estamos a unos 30ºC lo tendremos en unos 10 días, si baja a 20ºC tendremos que esperar unos 25 días.

Ventajas y desventajas del biogás

Igual que pasa con el resto de energías renovables, el biogás tiene sus ventajas pero también presenta algún problema al que tendremos que hacer frente. Entre los puntos a favor del biogás, su carácter renovable, que nos permite utilizarlo como sustituto del petróleo, y el hecho de ser una fuente de energía menos contaminante que los combustibles fósiles. Puede ser una fuente extra de ingresos para agricultores y ganaderos, dinamizando el mundo rural, genera fertilizantes y da un uso útil a los vertederos.

Otra de las razones para apostar por el biogás son los usos que tiene. Por ejemplo, podemos obtener energía a partir del biogás, pero también permite el funcionamiento de cocinas, hornos, estufas, secadoras, calderas y cualquier electrodoméstico o sistema que funcione con gas, lo que incluye algunas neveras. Por último, hay que destacar que la producción de residuos durante el proceso de obtención del biogás es reversible a la energía limpia, así que el balance final es positivo. Además, los restos generados durante su producción se utilizan como fertilizante.

A pesar de esta reversibilidad, hay que tener en cuenta las emisiones de dióxido de carbono durante las diferentes fases de producción del biogás, un aspecto a mejorar para el cuidado del medioambiente. Además, se trata de un proceso productivo que tiene altos costes y la inversión en plantas de biogás no siempre es rentable -eso sí, puedes construir un biodigestor casero para generar tu propio biogás- Por último, hay que destacar las dificultades que presenta el almacenaje del biogás, una cuestión que también es compleja y cara.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *