Certificación energética

¿Cómo conseguir el certificado de eficiencia energética?

Por  | 

Desde el 1 de junio de 2013 es obligatorio que cualquier edificio o vivienda que se venda cuente con el certificado de eficiencia energética. Ya han pasado unos cuantos años, pero al ser algo que solo nos interesa a la hora de comprar o vender un edificio, la certificación energética pasa desapercibida para la mayoría de la gente... salvo a la hora de poner su piso en venta. La obtención de este certificado de eficiencia energética y su pegatina -similar a la de los electrodomésticos- genera una serie de dudas que vamos a resolver a continuación.

¿Quién puede hacer el certificado de eficiencia?

La norma es muy clara en este aspecto, e indica que el documento debe estar redactado por un “técnico competente”, que será el encargado de analizar la eficiencia energética de nuestra vivienda. Aunque una búsqueda rápida te permitirá dar con todo tipo de técnicos, cada comunidad autónoma cuenta con un registro de técnicos profesionales habilitados para emitir certificados de eficiencia energética. Solo tienes que pedirles presupuesto y contratar al que más te convenza. Es el primer paso del proceso.

Alguno pensará aquello de “hecha la ley, hecha la trampa”, más después de ver cómo en su día florecieron ofertas de empresas que te ofrecían de antemano un certificado con un resultado positivo. La Administración coteja los certificados de todos los edificios, y si detecta cualquier certificado anómalo puede comunicárselo al dueño del piso. El objetivo es que el certificado lo emita una persona independiente para obtener un resultado lo más ajustado posible a la realidad.

Pasos para obtener el certificado de eficiencia energética

A diferencia de lo que pasa con otros trámites, no existe un precio fijo así que eso es lo primero que tendrás que acordar. Al pedir presupuesto, hay que presentar las características básicas del edificio o vivienda a certificar, ya que no es lo mismo un piso de 70 metros cuadrados que un edificio de 10 pisos o de una casa unifamiliar. Una opción bastante habitual es que el técnico acuda a tu casa antes de hacerte el presupuesto para hacerse una idea todavía más precisa.

Ver más: ¿Cuánto cuesta el certificado energético?



El técnico tardará aproximadamente 3 días -depende de las características del lugar a certificar- en completar el informe. A continuación, tienes que comunicar el certificado resultante al organismo que corresponda en tu comunidad autónoma. El certificado todavía no es válido, ya que para ello la Administración debe comprobar que todo se ha hecho correctamente y la calificación de la vivienda es adecuada. Muchas veces es el propio técnico el que realiza este trámite con la Administración, por el que hay que abonar unas tasas que varían según la comunidad.

Aunque de nuevo encontremos diferencias según la comunidad, en unos dos días hábiles te darán el número de registro. Esto quiere decir que la vivienda está certificada y registrada, y que el análisis ha obtenido el visto bueno de la Administración por lo que te entregan la etiqueta energética. Este certificado tiene una validez de 10 años, y el propietario de la vivienda es el responsable de renovarlo al expirar este plazo. Si durante esa década se ha realizado una reforma siempre lo puede actualizar antes de forma voluntaria.

Ya hemos obtenido el certificado de eficiencia energética, así que lo único que tenemos que hacer es introducirlo en nuestro anuncio de venta o alquiler del piso. La normativa que los regula así lo indica, y aunque no es el primer aspecto en el que se fijarán los potenciales clientes es innegable que contar con un buen certificado siempre es un plus y reforzará el valor del edificio o la vivienda, por ejemplo al tasarla para su venta.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.