Ecología

¿Qué tipos de moda sostenible existen? ¡Descúbrelas!

Por  | 

Uno de los grandes retos que tiene nuestra sociedad es el cuidado y la protección del medio ambiente. La industria textil también busca aportar su granito de arena a esta causa. De este modo, tanto diseñadores como fabricantes trabajan día a día para avanzar hacia una moda más sostenible.

Si tenemos en cuenta que, para fabricar un pantalón vaquero, es necesario utilizar unos 7.500 litros de agua, nos daremos cuenta de la magnitud del problema. Por ello, en el siguiente artículo, abordamos qué es la moda sostenible y qué diferentes modalidades existen en la actualidad.

¿Qué es la moda sostenible?

La moda sostenible es una alternativa saludable a la moda convencional. Se trata de un nuevo modelo en el que se une el respeto por los derechos humanos de los trabajadores textiles, el cuidado medioambiental y la protección de la salud. Además, para su fabricación, se emplean materiales naturales libres de componentes tóxicos.

A la hora de crear una industria de la moda más sostenible, como la ropa sostenible para niños de LemonetKids, entran en juego numerosos factores. Estos van, por ejemplo, desde la extracción de las materias primas hasta la gestión de los residuos. Y, sin olvidar los procesos de fabricación y distribución de las prendas.



Todos estos eslabones de la cadena de producción en el mundo de la moda tienen su correspondiente huella ecológica. Por ello, es difícil medir con precisión el impacto medioambiental que tiene la fabricación de cada prenda.

Tipos de moda sostenible

Si quieres unirte a la moda sostenible, puedes poner en práctica las siguientes alternativas y fomentar un consumo sostenible y de calidad:

Ropa vintage o de segunda mano

Dicen los expertos que la ropa usada es la alternativa más sostenible de la moda. Las cifras hablan por sí solas, pues la ropa, el calzado y los accesorios acumulados por cada ciudadano europeo se ha incrementado en un 40% durante estas últimas décadas.

Lo más llamativo es que el 87% de esa mercancía acaba incinerada o en basureros, donde su lenta degradación garantiza decenios de emisiones de gases de efecto invernadero.

Por ello, el mercado textil de segunda mano ha ganado mucha popularidad en los últimos años. Tanto es así que, en el año 2019, se calcula que movió alrededor de 24.000 millones de dólares en el mundo.

Donar o intercambiar ropa

Además de comprar ropa de segunda mano, también podemos donar o intercambiar la ropa que ya no utilizamos. Y así adquirir, por ejemplo, pantalones sostenibles para niños u otro tipo de prendas. Se trata de una forma inteligente de dar una segunda vida a la ropa que ya no queremos tener en el armario.

Comprar ropa fabricada de forma ética y sostenible

Otro de los tipos de moda sostenible es la utilización de ropa que haya sido fabricada siguiendo los patrones de moda ética y sostenible. Hoy en día, existen distintivos que se otorgan a las marcas de moda en función de sus características. Tan solo hay que fijarse bien en las etiquetas antes de comprar las prendas.

Restaurar ropa que ya no se usa

Si te has cansado de algunas de tus prendas de ropa, también tienes la opción de restaurarlas o hacer nuevos proyectos de DIY con tu ropa. Se trata de una actividad muy divertida y creativa con la que, además, estás colaborando con un nuevo tipo de moda sostenible.

Invertir en prendas que no pasen de moda

Esta es otra forma de asegurar que parte de la ropa que compras no termina en la basura la próxima temporada. Y es que, invertir en prendas básicas y atemporales, dará como resultado un uso durante más tiempo.

De este modo, podrás combinar las prendas con otro tipo de ropa y así conseguirás tener un vestidor más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.