Agricultura

¿En qué consiste la agricultura sinérgica?

Por  | 

¿Te gustaría tener un huerto sinérgico en casa y aprovecharte de todos los beneficios de este sistema de cultivo sostenible? Si eres de los que apuestan por la agricultura ecológica, deberás saber qué es la agricultura sinérgica y cuáles son sus principales principios.

¿Cuáles son sus principios de la agricultura sinérgica?

¿Sabías que existe un modelo de producción vegetal basado en la autofertilidad de la tierra? Se trata de la agricultura sinérgica, un modelo de agricultura sostenible que fue formulado en el año 1987 por la ecologista Emilia Hazelip.

Según este modelo, la tierra es la base principal en la agricultura, y permite que las plantas crezcan. Sin embargo, son las propias plantas las que crean un suelo fértil gracias a los residuos orgánicos que dejan, a los procesos químicos que desarrollan, incluso, a sus exudados radicales.

En este sentido, la agricultura sinérgica promueve que las plantas tan sólo necesitan el agua y la energía del sol para crecer, nada más. Por ello, en la agricultura sinérgica se rechaza la idea de que la tierra necesite ser abonada con compost, ni con cualquier otro tipo de abono, ya que son las propias plantas, a través de sus microorganismos, las que se encargan de aportar al suelo todos los nutrientes que necesita.

De esta forma, la agricultura sinérgica es un sistema que permite al suelo mantenerse salvaje aunque éste se utilice para cultivar. De hecho, este sistema de agricultura natural defiende que la tierra es capaz de autofertilizarse sola, sin la acción de ningún otro tipo de agente.

Los principios fundamentales sobre los que se sostiene este modelo de agricultura sostenible son cuatro:

  • Por un lado, no arar la tierra, y mantener el suelo sin compactar ni perturbar.
  • El segundo principio es no abonar el suelo y confiar en la capacidad de autofertilización de la tierra. Es decir, el suelo utiliza su autofertilidad como abono propio.
  • El tercer principio es descartar el uso de tratamientos químicos para el suelo, tal y como también se sostiene en la propia agricultura ecológica.
  • Y el cuarto y último principio es desarrollar y establecer colaboraciones con todos aquellos organismos que beneficien a la tierra y que puedan proteger los cultivos.

Ver más: Tipos de agricultura ecológica

Aprende a hacer tu propio huerto sinérgico

Si después de conocer en qué consiste el modelo de agricultura sinérgica te sientes motivado a hacer tu propio huerto sinérgico en casa, puedes conseguirlo a través de estos sencillos pasos que te contamos.



Lo primero que debes hacer es construir en la tierra bancales que sean lo suficientemente elevados, y hacerlos con los primeros 15 o 20 centímetros de tierra. Estos bancales deben tener una dimensión aproximada de 120 cts. de ancho, 50 cm de altura y alrededor de 80 cm de separación entre ellos.

El siguiente paso es cubrir los bancales con acolchado, para ello puedes emplear restos orgánicos o paja, ya que éstos actuarán como elemento protector entre la superficie de la tierra y los gases atmosféricos.

Además, esta cobertura actuará también como abono de superficie y se encargará de alimentar la tierra de arriba hacia abajo, de tal forma que se establezca en el suelo un equilibrio perdurable entre todos los microorganismos que habitan en él.

El siguiente paso, que además es fundamental, es la instalación de un sistema de riego por goteo para maximizar el uso del agua a la hora de regar los cultivos. Puedes crear sencillos sistemas de riego por goteo casero empleando botellas o garrafas de agua vacías.

Una vez que tengas la tierra preparada y el sistema de riego por goteo listo, podrás proceder a plantar todos los cultivos hortícolas que desees. Debes recordar que algunos tipos de cultivo, como el tomate o el pepino, precian de la instalación de tutores para su correcto crecimiento.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.