Sostenibilidad

¿Cómo funciona un coche eléctrico?

Por  | 

Cada vez somos más cuidadosos con el medioambiente y por eso cada vez se buscan más alternativas para no contaminar (Sola, 2014). Entre algunas de estas alternativas encontramos los coches eléctricos. ¿Sabías que entre 1832 y 1839, el escocés Robert Anderson inventó el primer vehículo eléctrico? Es más, los coches eléctricos fueron populares a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Por ello, trataremos en más profundidad cómo funciona un coche eléctrico y porque están en auge.

¿Qué es un coche eléctrico?

A diferencia de los vehículos que utilizan combustible, este tipo de coches funcionan con motores eléctricos. Lo que les hace dependiente de la energía eléctrica para llevar a cabo su cometido. Asimismo, existen varios tipos:

  • Vehículo eléctrico de batería (BEV): es un vehículo eléctrico con uno o más motores los cuales se alimentan por baterías.
  • Vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV): es un vehículo eléctrico con una batería y con un pequeño motor de gasolina que ayuda a recargar la batería.
  • Vehículo eléctrico de pila de combustible (FCEV): estos se caracterizan porque hacen uso del hidrógeno a modo de carburante.

¿Qué diferencia un híbrido de un coche eléctrico?

Por otro lado, existen otros coches híbridos considerados eléctricos. Estos son:

  • híbridos eléctricos (HEV): no enchufable que combina un motor de combustión y eléctrico, además de tener un conjunto de baterías autorecargables.
  • híbridos enchufables (PHEV): combina un motor de combustión interna con una batería y motor eléctrico.

Por el contrario, existe otro modelo de híbrido, el coche eléctrico semihíbrido, que no se considera eléctrico. Es así, ya que en ninguna circunstancia puede desplazarse con el uso exclusivo del motor eléctrico.

Partes del coche eléctrico que influyen en su funcionamiento

En general, funcionan con uno o más motores los cuales transforman la energía eléctrica de sus baterías en energía cinética. Por lo que respecta, sus partes son:

  • Motor. En función del diseño puede tener uno o más motores. Además, pueden ser de corriente alterna o corriente continua.
  • Cargador. Es el encargado de absorber la electricidad directamente desde la red. Así, más tarde la convierte en corriente continua. De este modo, puede cargar la batería principal.
  • Baterías. Estas, por lo general de iones de litio, son las encargadas de almacenar la energía en forma de corriente continua. Gracias a estas se alimenta el coche eléctrico. La batería va conectada a un inversor en caso de que el motor eléctrico sea de corriente alterna.
  • Transformadores. Son los encargados de convertir la corriente alterna en corriente continua.
  • Inversores. Tienen la función contraria a los transformadores, es decir, convierten la corriente continua en alterna. (En el caso de que la tengan).
  • Controladores. Se encargan de controlar el buen funcionamiento del vehículo. Asimismo, regulan la energía que recibe o recarga el motor.

¿Cómo es el mantenimiento del coche eléctrico?

Si te preguntas si será muy difícil el mantenimiento de estos vehículos, no te preocupes. Los coches eléctricos son fáciles de mantener. Particularmente, a diferencia de los coches convencionales están compuestos por menos elementos. Es decir, carecen de muchas piezas que puedan estropearse o deteriorarse. No obstante, deben pasar revisiones básicas como las de neumáticos, frenos, filtros, etc.

En definitiva, los coches eléctricos son una gran innovación y nos benefician en muchos aspectos (Boronat, 2011). Es más, como hemos visto, existen varios tipos. Por tanto, podemos elegir con base en las distintas necesidades de las personas, así como a su economía. Además, existen programas de ayudas (por ejemplo, el Plan Moves) para la compra de estos vehículos. Estas ayudas buscan incentivar a la gente para que los compre, además de ayudarte económicamente. Por lo tanto, quedan pocas excusas para no plantearse la compra de uno de estos coches.

 



Fuentes consultadas:

Boronat, R., García, M., & Alonso, M. (2011). El Vehículo eléctrico: Desafíos tecnológicos, infraestructuras y oportunidades de negocio. Barcelona: Librooks.

Sola, R., Oltra, C., & Goncalves, L. (2014). Public Perception of Urban Air Pollution: An Exploratory Study; Percepcion Publica de la Contaminacion Atmosferica Urbana: Un Analisis Exploratorio. Spain.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *