Ecología

Cuidado de tu mascota exótica: Cómo protegerla del calor

Por  | 

La mayoría de los animales sufren de estrés cuando llegan las altas temperaturas, especialmente los exóticos. Por esta razón, durante los meses de verano, es cuando debemos ofrecerles cuidados especiales para que puedan llevar mejor el calor y evitar cualquier tipo de incidente.

Además, en este periodo, nos encontramos ante el abandono de muchas mascotas, como se explica en este artículo sobre abandono de animales exóticos en verano. Y es que, tener una mascota requiere de tiempo y garantizar los cuidados que necesitan.

Por ello, a lo largo del artículo, analizamos los trucos y cuidados esenciales que deben tener las mascotas exóticas en verano. ¡Sigue leyendo y descúbrelos!

Cuidados para mascotas exóticas: Trucos para combatir las altas temperaturas

Si tienes un animal, sobre todo si es exótico, es importante seguir algunas claves para que pueda afrontar el calor del verano. Para ello, llevar un control del entorno y de sus necesidades específicas será determinante. ¿Por dónde debes empezar?

1. Comprobar que el entorno está fresco

Lo primero que tendrás que comprobar es que las jaulas y los terrarios no reciben luz directa de los rayos del sol a través de las ventanas o cristales. Estos elementos podrían sobrecalentar a los animales y podrían producirles graves problemas. Pero, este problema no solo se aplica en verano, sino en cualquier época del año.

En el caso de que la jaula esté en un lugar complicado, considera trasladarla al lugar más fresco que tengas en tu casa. Por ejemplo, una terraza, el sótano o un espacio donde no dé mucho el sol.

De la misma forma, también tendremos que ser cuidadosos con el aire acondicionado, evitando que la habitación tenga una temperatura muy fría. También tendremos que evitar que el animal reciba aire frío directamente en su jaula.

Una solución que podría funcionar muy bien con ciertos roedores, como es el caso de chinchillas o conejos, es introducir botellas de agua en el congelador hasta que se congelen. Después, envuélvelos en un trapo y colócalos en las jaulas si las temperaturas son elevadas.

Esto permite reducir la temperatura de la jaula y evitar la condensación. Eso sí, tendrás que asegurarte de que no muerdan la botella.

2. Control de la temperatura

Apaga cualquier aparato que pueda provocar calor y que esté cerca de la jaula o terrario, como un ordenador o dispositivo móvil. Si no lo puedes apagar, considera reubicarlo en una zona donde no esté el animal.

Si tienes anfibios como mascotas exóticas, lo más habitual es que necesiten una temperatura de agua que sea fría. Para conseguir crear ese hábitat, se pueden agregar cubitos de hielo que se hayan hecho con agua.



Los anfibios, reptiles y otros animales ectotérmicos pueden presentar síntomas muy particulares cuando el entorno es extremadamente caluroso. Ten en cuenta que estos animales están completamente ligados al medio ambiente para conseguir regular la temperatura de su cuerpo.

Así que no dudes en utilizar un termómetro dentro del terrario con el objetivo de controlar las condiciones del mismo. Otra de las recomendaciones es comprobar la temperatura durante todo el día para que estén cómodos y seguros.

Por otro lado, también se puede agregar una botella congelada que sea pequeña. En cualquier caso, los cambios de temperatura no deben ser extremos.

3. Control de humedad

De la misma manera que ocurre con la temperatura, también tendremos que tener mucho cuidado con los niveles de humedad. Por tanto, puedes emplear un higrómetro para medir los niveles de humedad de los diferentes entornos, como podría ser un terrario.

A su vez, hay que controlar la ventilación. Ten en cuenta que el incremento de la ventilación o del flujo de aire contribuye a reducir la humedad de manera importante. Pero aquellos que vivan en un clima seco y cálido, probablemente tengan que reducir la ventilación e incrementar la nebulización del entorno.

Otra fórmula que puede ayudarnos a incrementar la humedad en entornos muy secos es colocar una fuente con una cierta cantidad de agua.

Ahora bien, tan nocivo es la falta de humedad como un nivel muy elevado de la misma. Si la humedad es alta y la temperatura también, se pueden producir infecciones por hongos. Si esto ocurre, consulta al veterinario antes de que pase más tiempo.

4. Disponibilidad total de agua

Cuando suben las temperaturas, se eleva el riesgo de que el animal se deshidrate, sobre todo en el caso de los animales exóticos, que son los que mayor susceptibilidad tienen a los cambios de temperatura.

Debes asegurarte de que la mascota tiene agua fresca y limpia. Además, mientras las temperaturas sigan siendo tan altas, es conveniente hacer el cambio de agua varias veces al día.

Para ello, vale la pena invertir en bebederos de buena calidad. Esto asegurará que no haya ningún problema y los animales estén hidratados en todo momento.

Estos consejos sobre temperatura y humedad son fundamentales para cuidar a tus mascotas exóticas cuando empieza a llegar el calor. ¡Toma nota!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.