Energía sostenible

¿Cómo funcionan los excedentes de energía solar en el hogar?

Por  | 

En la actualidad, cada vez son más las viviendas y edificios que cuentan con placas solares. Por este motivo, existen empresas como Solfy que se encargan de la instalación de estas placas que han adquirido una gran popularidad en los últimos años.

Este tipo de empresas, además, ofrecen un asesoramiento durante todo el proceso. Un aspecto clave en torno a esta energía renovable son los excedentes energía solar. Ofrecen muchas ventajas e incentivan el ahorro económico. Pero, exactamente, ¿qué son y cuáles son sus beneficios? En el siguiente artículo, ¡lo analizamos!

¿Qué es un excedente de energía solar?

Cuando una casa o pequeña empresa tiene instalada placas solares, se pueden producir los llamados «excedentes de energía». Hace referencia a la electricidad que se consigue a través de una energía renovable y que el dueño no ha consumido. Es decir, los excedentes de energía solar ocurren cuando se produce más energía y electricidad de la que se consume.



Producir más kilovatios de los que se consumen ofrece distintas ventajas. Algunas de ellas son de carácter económico, algo que es bastante útil a corto o largo plazo. Por ejemplo, para suplir el gasto inicial de instalación de placas solares o para poder tener facturas de luz de menor cantidad.

Ventajas de tener excedentes de energía solar

Una de las ventajas principales de tener excedentes energéticos es el ahorro que suponen en las facturas. Hay dos formas de conseguir este ahorro: con los excedentes con compensación y con los excedentes sin compensación.

  • Los excedentes sin compensación: Son los más sencillos. En este caso, puedes vender este exceso a un mercado eléctrico. Para ello, debes registrarte como productor y pagar un pequeño porcentaje sobre lo producido.
  • Los excedentes con compensación: Es la manera más conocida para beneficiarte de los excedentes de energía. Consiste en coger todos los kilovatios que nos hayan sobrado y verterlos a la red eléctrica. Una vez hagamos esto, nuestra comercializadora nos hará un descuento al finalizar el mes por kilovatio vertido en red. A su vez, también cabe la posibilidad de que nos abone el importe.

Esto es algo que, económicamente, puede ayudarnos bastante, ya que el límite en este descuento es la energía consumida. Es decir, el tener excedentes de energía solar puede hacernos rebajar la factura a cero.

Eso sí, habrá que pagar los costes que nos hacen seguir conectados a la red. Como, por ejemplo, el alquiler del contador. En definitiva, los excedentes de energía nos ayudan a reducir la factura.

Sin embargo, es importante señalar que, a veces, la energía consumida y la vertida no tienen el mismo valor. Es decir, puede ser que se nos cobre una cantidad superior a lo que se valora a nuestro kilovatio vertido. Esto hace que, a la hora de querer rebajar esa factura, tengamos que verter más de lo consumido.

¿Cuáles son los requisitos para aprovecharse de los excedentes de energía?

Los consumidores de energía deberán reunir una serie de requisitos para poder beneficiarse de los excedentes de consumo. Entre esos requisitos, podemos destacar los siguientes:

  • El consumidor deberá asegurarse de que la fuente de energía primaria sea una energía renovable. Algo que se puede conseguir, por ejemplo, con la instalación de placas solares en las propiedades que tenemos.
  • Que la potencia de instalación no sea mayor a 100 kilovatios.
  • Se deberá contar con un contrato especial de compensación de excedentes.
  • Se debe firmar un contrato entre consumidor y comercializadora. De esta manera, todas las partes podrán contemplar las condiciones.

En definitiva, es cierto que usar esta herramienta para generar energía es, aún, un reto. Sin embargo, la realidad es que el uso de placas solares es beneficioso para todas las partes. Tanto para el planeta como para las personas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.