Ecología

¿Cómo elegir la cosmética ecológica más adecuada según tu tipo de piel?

Por  | 

Antes de elegir los productos cosméticos adecuados, es fundamental conocer cuál es exactamente nuestro tipo de piel. ¿Es normal, seca, grasa o sensible?

Los cosméticos naturales como las cremas ecológicas de Articabio son una muy buena elección, ya que permiten cuidar la piel del rostro y el cuerpo cada día, sea cual sea el tipo de piel que tengamos.

Sin embargo, es cierto que cada piel requiere de una serie de cuidados y rutinas. Por tanto, uno de los primeros pasos que deberemos tomar es escoger los productos de cosmética ecológica que mejor encajar con nuestras necesidades.

¿Quieres saber qué tipo de cuidados y productos son ideales según tu tipo de piel? En el siguiente artículo, ¡resolvemos todas tus dudas!

Piel normal

Se podría decir que la normal es la piel perfecta. Ello se debe a que cuenta con un tono uniforme y suave al tacto. A su vez, los poros del rostro son pequeños y no presentan imperfecciones de forma habitual.

Para cuidarla al máximo, debes hidratarla a diario con una crema hidratante ecológica y completar la rutina de hidratación con aceites vegetales de Jara, Lavanda, aloe vera o manteca de Karité. Todos estos productos de cosmética ecológica los puedes encontrar en tiendas especializadas como Articabio.es.

Y, si tienes más de 35 años, también puedes completar el cuidado de tu piel normal con cremas que contengan algún principio antiarruga o antioxidante, como la vitamina C o el ácido hialurónico.

Piel grasa

La principal característica de este tipo de piel es que posee una cantidad abundante de grasa, por lo que tiene cierta tendencia a la aparición de puntos negros, granos y otras imperfecciones.



Debido a su tendencia oleosa, es necesario llevar a cabo una rutina de limpieza exhaustiva para eliminar el exceso de grasa. Además de cremas específicas para pieles grasas, los aceites naturales ayudan a regular la secreción sebácea.

Precisamente, en cosmética natural, uno de los aceites más utilizados debido a los excelentes resultados que proporciona es el aceite de Jojoba. El aceite de argán, el de hipérico, el de bardana o el de centella asiática también son una fantástica elección para el cuidado de la piel grasa.

Piel seca

Este tipo de piel se caracteriza por su falta de hidratación. En este caso, la deshidratación se manifiesta de diferentes formas, desde arrugas y descamación hasta grietas, enrojecimiento o picor.

Para cuidar este tipo de piel, es preciso utilizar cosmética natural altamente hidratante. Es el caso de las cremas hidratantes a base de albaricoque, avellana o manteca de karité.

Pero, además de esto, es importante seguir una adecuada rutina de limpieza. Por ello, se aconseja el uso de productos que limpien en profundidad la piel y la hidraten al mismo tiempo. Por ejemplo, empleando aceite de sésamo o de borraja.

Piel sensible

La piel sensible se caracteriza por ser extremadamente delicada. De hecho, le afectan los agentes externos de una manera mucho más intensa que a los demás tipos de piel.

Es frecuente, en ciertas ocasiones, encontrarnos con descamación, rosácea o erupciones cutáneas severas. Por ello, si tienes este tipo de piel, debes tener especial cuidado y usar los productos adecuados.

La hidratación en profundidad es una de las principales claves y recurrir a productos ecológicos y naturales es una gran elección, ya que protegen de los daños que producen los agentes externos.

Una buena opción para cuidar este tipo de piel son las cremas o aceites elaborados con hipérico, centella Asiática y cáñamo. Del mismo modo, los productos de cosmética ecológica ideales para piel sensible son el jabón a base de aceite de coco, argán o lavanda, entre otras muchas opciones.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.