Ecología

Beneficios de los alimentos ecológicos para la salud

Por  | 

Nuestra salud es un aspecto fundamental. Por este motivo, en los últimos años, la comida ecológica, biológica y orgánica se ha convertido en una tendencia de alimentación por la que cada vez se decantan más personas. Esto se debe, principalmente, a que ayuda a cuidar el medio ambiente y se genera una producción y un consumo más sostenible. Pero, a su vez, también se traduce en una mejora para nuestra salud. En definitiva, consumir alimentos ecológicos significa llevar una alimentación natural, saludable y beneficiosa para nuestro organismo.

¿Qué es la alimentación ecológica?

Cuando hablamos de alimentación ecológica, nos referimos a aquellos productos y alimentos que se han producido de forma natural sin utilizar pesticidas y elementos químicos que pueden alterar el entorno y el ecosistema. Por ello, cada vez es más habitual encontrar en los supermercados y tiendas productos bajo la etiqueta "bio" o con un certificado de "sistema de cultivo ecológico". Por ejemplo, es el caso del aceite de oliva ecológico que se ha producido de forma natural para respetar el medio ambiente y cuidar la salud de los consumidores.

Concretamente, para que un alimento sea ecológico, debe cumplir con una serie de criterios y elementos en su producción:

  • Desarrollo y producción con técnicas naturales.
  • Limitar el uso de componentes químicos y aditivos en los alimentos.
  • Evitar el uso de medicamentos antibióticos en la alimentación del ganado.
  • Prohibición del uso de transgénicos.
  • Utilización de recursos naturales locales y de proximidad.

¿Cuáles son las ventajas de los alimentos ecológicos para la salud?

A continuación, comentamos las principales ventajas que tienen los alimentos ecológicos y cómo ayudan a mejorar nuestra salud:

Consumo de alimentos naturales y saludables

Los productos ecológicos se definen como más saludables al estar libres de aditivos, elementos químicos y residuos tóxicos. Al escoger productos elaborados de forma natural, estamos invirtiendo en alimentos de calidad que conservan todas sus propiedades y nutrientes. De este modo, a través de la agricultura ecológica, los productos son más nutritivos por su gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes.



Por tanto, los alimentos ecológicos ayudan a desarrollar un mejor estado de salud, incrementar nuestras defensas y prevenir la aparición de enfermedades. Y es que, como señalan los expertos en nutrición, la mayoría de las enfermedades degenerativas tienen origen en la alimentación.

Proporcionan una mayor calidad

La legislación europea se encarga de garantizar que todos los productos que se hayan desarrollado de forma ecológica están controlados en sus diferentes fases. Es decir, desde la selección de materias primas y elaboración hasta el envasado y el etiquetado. Con ello, el producto ofrece una gran calidad.

Bienestar animal

A diferencia de la producción convencional, los alimentos ecológicos garantizan que los animales estén criados al aire libre y en semi libertad, tengan un ritmo natural de crecimiento y mantengan unas condiciones de vida adecuadas. Por tanto, los animales no son manipulados con el objetivo de lograr una mayor producción y la alimentación del ganado se basa en pastos naturales, evitando el uso de antibióticos, fertilizantes u hormonas.

Respeto y cuidado del medio ambiente

Por otro lado, los productos ecológicos se caracterizan por ser sostenibles y mejorar la conservación el medio ambiente, la naturaleza y la fauna. Con ello, se seleccionan unas técnicas de cultivo y una producción natural para reducir, de esta manera, la contaminación del planeta y limitar la generación de residuos.

Entre sus beneficios, podemos destacar el mantenimiento de los hábitats de las diferentes especies, el respeto de los ciclos naturales de los cultivos y el fomento de la biodiversidad. Todo ello evita la degradación y la contaminación del entorno.

Sabor auténtico y original

La selección de materias primas de calidad permite recuperar el sabor tradicional de los alimentos. Cada uno de los ingredientes proviene de un cultivo y de una producción natural y artesanal. Por tanto, su sabor, su olor y su textura se multiplican y ello supone un retorno a la comida tradicional y de siempre.

En resumen, optar por productos ecológicos influye directamente en nuestra salud. Somos lo que comemos y, por tanto, es fundamental prestar atención a los alimentos que incluimos cada día en nuestra alimentación.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.