Sedimentación

Por  | 

El concepto de sedimentación se entiende como el proceso mediante el cual una materia que ha estado sobre la superficie de un líquido se deposita sobre el fondo de la superficie por la fuerza de la gravedad. Este es un concepto muy utilizado en geología, ya que la sedimentación explica cómo un material se transporta de un lado a otro a través de las corrientes de los ríos y acaba en el fondo del río, embalse o cualquier otra zona en la que se deposite.

Esto es lo que ocurre con la erosión de los ríos que provoca el desgaste y desprendimiento de las zonas o rocas por las que pasa, cuyos materiales acaban depositándose en otros lugares. De esta forma, las zonas en depresión, es decir, las zonas que se encuentran por debajo de las zonas más altas son las más afectadas por la sedimentación, mientras que las zonas en altura, son las que más se ven afectadas por la erosión. Por ello, se denominan cuencas sedimentarias a aquellas zonas que acaban recibiendo todos lo sedimentos que contienen las corrientes y ríos.



Por otro lado, la sedimentación también es fundamental para los importantes procesos de potabilización del agua y el tratamiento de las aguas residuales. También es posible que se utiliza de forma intencionada para drenar o reducir la capacidad de los canales de riego, con el objetivo de mejorar su eficiencia.

Para ello, se pueden utilizar diferentes diferentes dispositivos sedimentadores que nos permitirán conseguir cada uno de los objetivos que deseemos:

  • Desarenador: se utiliza para filtrar solo las partículas que posean un tamaño mayor que el determinado.
  • Decantador: permite la separación de partículas a través de la gravedad.
  • Presas filtrantes: se utilizan para retener los materiales sólidos de las partes altas de las cuencas hidrográficas.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.