Mulching

Por  | 

El mulching, también llamado acolchado o mantillo, es una técnica utilizada para la protección de cultivos que consiste en poner unas capas protectoras sobre el suelo para controlar los efectos del clima de los vegetales y plantas.



Existe una gran variedad de alcochados en la agricultura. Por un lado, podemos encontrar acolchados realizados con diferentes materiales y, además, existen diferentes modalidades en función de las características y el objetivo que posean.

¿Para qué sirve el mulching?

Esta técnica se puede realizar tanto en agricultura como en jardinería, y se suele realizar al inicio de la estación vegativa. Sin embargo, se puede volver a realizar todas las veces que se quiera, en función de las necesidades existentes. Debemos tener en cuenta que, según avanza la estación en la que nos encontremos, la función o el efecto de este acolchado sobre el suelo es distinto:

  • Sirve para estabilizar la temperatura durante las condiciones estivales.
  • Reduce la evaporación de la humedad.
  • Controlar las plagas evitando la aparición de malas hierbas por la falta de luz.
  • Aporta nutrientes al suelo a través de la descomposición material.

Beneficios del mulching

El mulching aporta una gran variedad de beneficios a los cultivos en los que se realiza. Entre ellos podemos encontrar:

  • Mantiene la humedad necesaria para el desarrollo idóneo.
  • La humedad superficial evita el lavado de los elementos fertilizantes.
  • Ayuda al proceso de nitrificación.
  • Aumenta la temperatura del suelo de día, mientras que por la noche retiene el calor.
  • Como existe una cubierta entre el suelo y los frutos se evita la putrefacción.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.